La cámara que traduce el arte

Grant Gee presenta en el festival Patience (After Sebald) y sus documentales sobre música
Alejandro Lingenti
(0)
21 de abril de 2012  

Una de las visitas más interesantes de la edición del Bafici que terminará este domingo es la de Grant Gee, cineasta británico que se hizo conocido internacionalmente con sus documentales dedicados a bandas de su país como Radiohead, Gorillaz y Joy Division. Gee presentó aquí Meeting People is Easy , la muy buena película que sigue los pasos de la banda liderada por Thom Yorke en la época de la gira de presentación del aclamado OK Computer , a fines de los 90, y logró agotar entradas para la función del trabajo dedicado al oscuro grupo de Ian Curtis programada para este domingo. Pero todavía quedan chances para los que los que quieran conocer su cine: pueden acercarse a ver Patience (After Sebald) , documental sobre el libro Los anillos de Saturno del escritor alemán fallecido en 2001 que se proyectará mañana a las 18 en el Hoyts Abasto y todos los sábados de mayo y junio, también a las 18, en Fundación Proa. "Me parece muy difícil definir mi estilo -le dice Gee a La Nacion-; quizás otra persona podría hacerlo mejor, pero para mí no es fácil. Y además no hago tantas películas, así que cada vez que filmo la tecnología ha cambiado un poco. Podría decir que me gusta usar muchas sobreimpresiones de planos, pero puede sonar como una pavada, ¿no?" Por estos días, Gee busca un actor argentino para un nuevo film que planea, una versión en plan "road trip" de la novela Los autonautas de la cosmopista , de Julio Cortázar. El británico pide disculpas por no conocer casi nada del cine argentino, pero se confiesa admirador de Borges, Dino Saluzzi y Reynols, el combo experimental liderado por Alan Courtis y Roberto Conlazo. "Los integrantes de Reynols estuvieron por venir a la ciudad donde vivo, Brighton; tenían barbas bastante tupidas y decidieron deportarlos. Fue algo vergonzoso para mí como inglés", dice.

-¿Reconocés influencias en tu manera de hacer películas?

-Cuando era joven, mi mayor influencia eran las películas del underground norteamericano de los sesenta: Stan Brakhage, Ernie Gear? También el austríaco Peter Kebelka. Y documentalistas como el francés Chris Marker. Un londinense muy importante para mí es Patrick Keiller. Y me gustan muchas de las películas de Godard, sobre todo algunas que no tuvieron mucho público, como Histoires du cinemá y Film Socialisme , que me parece extraordinaria, parece una película punk hecha por un chico de veinte años. Me voló la cabeza.

-Trabajaste con una banda súper popular como Radiohead y con un músico de culto como Scott Walker. ¿Fueron experiencias muy diferentes?

-Fueron disímiles, sí. Ambas experiencias fueron muy significativas para mí, me dieron más satisfacciones a lo largo de los años que cualquier otro trabajo. Con Radiohead, se trataba de andar detrás de una banda de jóvenes que en ese momento estaban algo confundidos acerca de lo que estaban haciendo pero muy seguros de lo que no querían hacer. Con Scott Walker, fue como lanzarse a navegar sin timón con un hombre de sesenta años que no había sido filmado en estudios desde hacía casi cuarenta. Se mostraba dubitativo ante la idea de aparecer en cámara, y eso logró ponerme bastante nervioso. Filmar a Scott Walker fue como trabajar filmando algo de la vida silvestre, como tratar de capturar un animal salvaje que aparece de vez en cuando.

-Buena parte de lo mejor del rock inglés de los últimos años se produjo en la década del 80, en pleno thatcherismo, y hoy es motivo de continuo reciclaje. ¿Por qué creés que fue una etapa tan efervescente culturalmente?

-Había mucho enojo y odio alrededor de ella y su gobierno, alrededor de lo que ese gobierno hizo y de lo que representaba. Quizás el odio y el enojo son una poderosa chispa para generar gran arte. Pero la idea de que el gran arte tenga que surgir de un contexto tan malo no me parece saludable. No es necesario. También hubo mucha heroína en esa época, y muchas personas que hubieran sido artistas muy creativos murieron a causa de esa droga. Murieron unos cuantos amigos, fue realmente muy triste.

AGENDA DEL DÍA

EL GRAN RÍO

A las 14.30, Sala Lugones del Teatro San Martín


Una de las sorpresas del festival. El documental sigue la historia de David Bangoura, conocido en el ambiente hip hop como Black Doh, un joven guineano que llego a Rosario viajando como polizón en un barco mercante. El documental es un retrato crudo y sorprendente de la última gran inmigración africana en el país.

L'AFRANCE

A las 20, Hoyts 7


El Hadj estudia en París. Para él, volver a Senegal y participar en el desarrollo del país es un deber. Pero ese retorno será puesto violentamente en duda por la realidad de su vida en Francia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.