Cine. La cartelera, en manos de los hermanos Hemsworth