Festival de Cannes. La consagración de la calidad