Tendencia. Con Sólo la verdad, Hollywood reafirma su romance con el periodismo