La noche de 12 años: acertado retrato del cautiverio