La realidad supera la ficción en el Festival de Mar del Plata

El deseo, la explotación, la violencia y la guerra, ejes de los films en competencia
María Fernanda Mugica
(0)
22 de noviembre de 2017  

La forma del agua, de Guillermo del Toro
La forma del agua, de Guillermo del Toro Fuente: LA NACION

MAR DEL PLATA.- El fin de semana largo y el clima frío contribuyeron a que se llenaran las salas. Por supuesto que las películas también tuvieron mucho que ver: el público no se quiso perder films con prestigio y rumores de Oscar como La forma del agua, de Guillermo del Toro; 120 battements par minute, de Robin Campillo; Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio; y Tres avisos por un crimen, de Martin McDonagh. Pero también festejaron una comedia como The Disaster Artist, de James Franco, y un largometraje de Godard, filmado hace treinta años y nunca antes visto en la Argentina.

La Competencia Internacional tiene sus propios seguidores, esos que se acercan al Auditorium a las nueve de la mañana para ver la primera función y aprovechan las conferencias para conocer a los directores y actores de los films, entre los que ya se vieron Good Luck, de Ben Russell; El silencio del viento, de Álvaro Aponte Centeno; Les Gardiennes, de Xavier Beauvois; y Thelma, de Joachim Trier.

La película de Russell muestra el trabajo en dos minas: una en Serbia, a 400 metros de profundidad, y otra ilegal a cielo abierto en Surinam. Al presentar el film, Russell invitó a los espectadores a "entrar en un trance de dos horas y media"; está claro que Good Luck está pensada para eso. Para lograrlo el director elige tomas largas sin cortes y deja que el sonido ambiente envuelva al público: el ruido de una perforación taladra el oído de los espectadores y hace vibrar el piso de la sala.

Hay algo de documental también en El silencio del viento. La situación de los inmigrantes que llegan de República Dominicana a Puerto Rico y la violencia contra las mujeres son temas fuertes que se combinan en el film con una historia sobre el duelo. Les Gardiennes también tiene base en una situación real, la historia de las mujeres que tuvieron que ocuparse de las granjas mientras los hombres peleaban en el frente durante la Primera Guerra Mundial. La novela de Ernest Pérochon fue adaptada por Xavier Beauvois y convertida en una película con imágenes dignas de Camille Corot.

Como representante del cine de género en la competencia, Thelma demuestra lo poderoso que puede ser un film en el que conviven los elementos sobrenaturales con una historia dramática, en este caso la de una joven en el umbral de la adultez. Después de una escena inicial impactante, las capas de sentido del film se van revelando a medida que la propia Thelma empieza a buscar la razón de sus misteriosos ataques. Joachim Trier logra una película cargada de suspenso con varias lecturas posibles, una más fascinante que la otra.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.