Un género que crece: las claves son calidad técnica, impacto visual e inteligencia narrativa. Las estrellas están dibujadas