Las galaxias siguen en guerra

El jueves se estrenará en el país "El ataque de los clones", quinto film de la exitosa saga creada por George Lucas
El jueves se estrenará en el país "El ataque de los clones", quinto film de la exitosa saga creada por George Lucas
Marcelo Stiletano
(0)
30 de junio de 2002  

"Me siento lejos de Hollywood. Y me encantaría que las películas más ambiciosas que se hacen en los Estados Unidos fueran más independientes de la maquinaria industrial de los estudios". A los 58 años, George Lucas está convencido de que el presente y el futuro del entretenimiento de mayores proporciones en todo el mundo está mucho más en manos de self made men como él que de gigantescas corporaciones. En los hechos, esa aspiración parece cumplirse mediante una estrategia en la que todos parecen ganar: desde su propia usina creativa, Lucas construyó la saga cinematográfica más exitosa de la historia hasta el momento: las cinco películas de la serie iniciada hace 25 años con "La guerra de las galaxias" dejaron hasta hoy en todo el mundo ingresos por nada menos que 3286 millones de dólares, y con ella, Hollywood dispone de una de las fórmulas más redituables de la que se tiene memoria, que se abre en las salas cinematográficas y luego puede extenderse con una enorme amplitud de posibilidades que van desde la explotación comercial de los personajes hasta la reproducción de las aventuras en múltiples formas.

Un cuarto de siglo después del comienzo, estamos a punto de conocer el segundo avatar de este relato de guerras, pasiones, romances, traiciones e intrigas. "Star Wars Episodio II, El ataque de los clones", llegará finalmente el jueves a los cines locales, precedido -como ocurre ante cada nuevo film de la serie- de enormes expectativas y el renovado interés de su amplísima legión de seguidores.

En vísperas del estreno, que tuvo lugar el 16 de mayo último en los Estados Unidos, volvieron a aparecer frente a la puerta de algunas salas largas filas de fans con carpas o bolsas de dormir, algunos de ellos vestidos como sus personajes favoritos, aguardando el momento de la proyección. Ese mismo día, en el Festival de Cannes, el propio Lucas presentó la película -que se veía por primera vez en esa jornada en más de 40 países- y el enviado especial de LA NACION a la muestra, Diego Batlle, subrayaba la fuerte defensa de la producción, realización y exhibición digital de films que el realizador hizo en esa ocasión. Si un hecho caracteriza la llegada del "Episodio II" es, precisamente, el perfil futurista que adquiere en todas las fases de su elaboración. El quinto film de "Star Wars" fue el primero de sus características en filmarse con una cámara de video digital de alta definición a 24 cuadros por segundo y sin utilizar celuloide. Algunos de los personajes, como el maestro Yoda (cuya presencia es clave en la trama), fueron por primera vez íntegramente generados por computadora.

Como lo señaló en su momento nuestro enviado a Cannes, Lucas puso allí un énfasis especial en destacar que una comprensión cabal del film, en letra y en espíritu, sólo era posible si era visto a través de una proyección digital, posibilidad disponible hasta ahora en apenas 56 de las 6000 salas en las que el film se estrenó en los Estados Unidos y en otras 31 a lo largo de toda Europa. La Argentina todavía no dispone de ese equipamiento. Para Lucas, la tecnología hoy es insoslayable en todos los órdenes. "Pero yo la concibo como lo haría un pintor -dijo el director al Corriere della Sera-. Los impresionistas, pintando al aire libre, cambiaron el concepto de un arte que hasta allí sólo se hacía en los ateliers. Era una nueva técnica que enriqueció la pintura así como los sintetizadores hicieron posible la aparición de nuevas ideas sinfónicas. Para mí, la tecnología debe ser entendida como un medio de búsqueda; por eso creo que el cine siempre tendrá necesidad de actores y no de clones."

Esta nueva aventura instala a los personajes de "La guerra de las galaxias" en un escenario menos contemplativo y más intenso en materia de escenas de acción respecto del que conocimos dos años atrás en el Episodio I. Más de un observador anotó que, en el nuevo film, Lucas parece haber tomado nota de algunos reparos que se hicieron alrededor de "La amenaza fantasma", para muchos el film menos logrado de la serie hasta hoy, aunque el propio realizador públicamente rechaza la mayoría de aquellas objeciones. "Desde las proyecciones previas al film llegamos a la conclusión de que teníamos a favor entre el 70 y el 80 por ciento del público. Básicamente fueron los medios y los fans de Internet, de entre 30 y 40 años, los que me cuestionaban", comentó el realizador a la revista Entertainment Weekly.

El segundo capítulo tiene lugar una década después de los hechos ocurridos en el Episodio I y fundamentalmente gira en torno de la prohibida relación entre Anakin Skywalker (el debutante Hayden Christensen) y la ahora senadora Padmé Amidala (Natalie Portman), que el primero, como aprendiz de Jedi, debe proteger de las amenazas de muerte que ella recibió.

Asignado también para proteger a la ex reina de Naboo, el maestro Jedi Obi Wan Kenobi (Ewan McGregor) viaja a distintos mundos ubicados en el confín de la galaxia para investigar la trama secreta de las conspiraciones que amenazan la estabilidad de la República. En compañía de Yoda y de otro maestro como Mace Windu (Samuel L. Jackson) deberá enfrentar las amenazas separatistas encabezadas por el conde Dooku, un Jedi renegado al que el veterano Christopher Lee le pone su apostura de villano.

Respondiendo a una minuciosa y estricta planificación, el rodaje se inició el 26 de junio de 2000 en los estudios Fox de Sydney, Australia, que por rara casualidad es el mismo lugar en el que McGregor filmó "Moulin Rouge". Más tarde, el equipo se trasladó hasta el sur de Italia (el Palacio Real de Caserta es la majestuosa residencia de Amidala); la plaza de España, en Sevilla, y los exteriores de Túnez, en los que se ambienta el planeta Tatooine, ya utilizados en los films anteriores de la serie y que en este caso hicieron que las flamantes cámaras digitales resistieran durante la filmación temperaturas superiores a los 54 grados.

Al concluir el rodaje de "El ataque de los clones", Lucas dijo que con este episodio se siente mucho más cerca del concepto que siempre imaginó para la totalidad del proyecto: una película de 12 horas, dividida en seis partes, con un estilo capaz de recuperar el espíritu de aquellos viejos seriales que tanto éxito tuvieron en la década del 30. "Por eso sufro -sostiene el director- cuando alguien piensa o escribe que los efectos especiales de "Star Wars" empobrecen la fantasía creativa del cine. "Star Wars" fue para mí un sueño al mismo tiempo real y esotérico. Dispongo de medios digitales para expresarlo, pero por encima de todo lo hago con mi pasión de narrador de historias, armado sólo de palabras y de emociones."

La historia se cerrará con el Episodio III, cuyo rodaje comenzará dentro de un año, el 26 de junio de 2003, nuevamente en Australia. Lucas promete que ese film, cuyo eje será la metamorfosis de Anakin en el siniestro Darth Vader, tendrá el tono más áspero de toda la serie. Allí, augura el realizador, "el mal será mostrado en todas sus manifestaciones, inclusive aquella de la redención". Y una vez que "La guerra de las galaxias" pase a formar parte definitivamente de la mejor historia de la ciencia ficción cinematográfica, Lucas aspira a dar vuelta la página y volcarse a otro tipo de proyectos, tal vez más experimentales pero en principio ajenos a este género.

En Cannes, el realizador dijo que es posible que algún día su hijo decida retomar el rumbo de esta historia interplanetaria "que imaginé hace treinta años, cuando soñaba con viejas historias del Oeste ambientadas en el espacio". Mientras tanto, el creador de "Star Wars" vislumbra nuevos proyectos desde su inmensa propiedad de estilo Tudor y 2400 hectáreas, que bautizó Skywalker Ranch y está a 65 kilómetros de San Francisco. A una razonable distancia de esa maquinaria industrial de la que aspira a mantenerse independiente, pero, por las dudas, no demasiado lejos de Hollywood.

Cifras consagratorias

  • 120

    Millones de dólares
  • costó la película íntegramente financiada por una de las empresas del director, Lucasfilm.

  • 456

    Millones de dólares
  • lleva recaudados el film en todo el mundo desde el 16 de mayo.

  • 3286

    Millones de dólares
  • recaudaron mundialmente, en conjunto, los cinco films de "Star Wars" hasta hoy.

  • 25

    Años atrás
  • se estrenó la primera película de la serie, "La guerra de las galaxias".

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.