Ley del talión, con artificios