Liebig: ajadas postales de un pasado venturoso

Adolfo C. Martínez
(0)
9 de noviembre de 2017  

Fuente: LA NACION

A principios del siglo XX, un grupo de europeos desembarcó en el río Uruguay para fundar una planta industrial especializada en producir extracto de carne. Liebig, Entre Ríos, fue bautizado con el nombre del alemán creador de la fórmula del producto. La demanda en tiempos de guerra de los productos enlatados convirtió ese territorio en una próspera localidad, pero en los años 70 la fábrica cerró y su impronta se redujo a una escultura con forma de envase de corned beef. El director Christian Ercolano recorre las instalaciones oxidadas de Liebig, hoy un pueblo fantasma, y expone el contraste entre un pasado suntuoso y un presente de privaciones.

Nuestra opinión: buena

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.