Llamativa animación

Javier Porta Fouz
(0)
28 de junio de 2015  

Dragon Ball Z: La resurrección de Freezer (Doragon bôru Z: Fukkatsu no' F, Japón/2015) / Dirección: Tadayoshi Yamamuro. guión: Akira Toriyama / Edición: Shinichi Fukumitsu / Música: Norihito Sumitomo / Elenco: Masako Nozawa, Ryô Horikawa, Hiromi Tsuru, Masaharu Satô, Mayumi Tanaka, Toshio Furukawa, Takeshi Kusao / Distribuidora: Fox / Duración: 93 minutos / Calificación: sólo apta para mayores de 13 años / Se presenta doblada al castellano / Nuestra opinión: buena

Uno de los mayores éxitos de las últimas décadas del manga llevado al animé, Dragon Ball Z, ofrece mayor humor, colores más brillantes y mejor definición en el trazo que otras propuestas japonesas con películas recientemente estrenadas en cines locales, como Los caballeros del Zodíaco o Naruto. Esta película hace mayor centro en la obsesión por los poderes de lucha, con personajes que parecen hacer upgrades de sus habilidades guerreras. Hay más de una docena de películas animadas sobre Dragon Ball Z, y ésta es una secuela de La batalla de los dioses.

El villano Freezer es resucitado -gracias a las bolas que invocan al dragón Shenlong- y regresa con más poder, y quiere vengarse de los que lo mandaron a lo que él llama el infierno.

Estarán, para oponerse al ejército del iracundo señor F., los guerreros Saiyajin, incluida la estrella Goku y alguna ayuda de otro origen. Hay largas -demasiado largas- conversaciones sobre asuntos diversos (comida en el mejor de los casos; poderes en la zona menos atractiva para los no fans) y extensas secuencias de pelea que tienen resoluciones visuales deslumbrantes, con juegos entre fondo y figura, y entre quietud y movimiento. Dentro de una narrativa mínima -resurrección, amenaza, invocaciones, peleas- los dioses glotones son un comic relief nada desdeñable.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.