Se estrenó Historias extraordinarias. Llinás redobla la apuesta por un lenguaje distinto