Avant première en San Martín de los Andes. Patoruzito, junto a la gente de su tierra