Películas duras en la apertura de Venecia

(0)
30 de agosto de 2001  

VENECIA (ANSA).- Mientras los medios y el público se arremolinaban para ver a estrellas como Nicole Kidman, la 58a. edición de la Mostra de Venecia se inauguró ayer sin la presencia de ningún ministro del gobierno conservador de Silvio Berlusconi, con la proyección -fuera de concurso- de "Dust", una durísima película de origen macedonio.

"En Macedonia los siglos no se suceden, coexisten", dice uno de los personajes de "Dust", y esa es la idea sobre la que gira el film de Milcho Manchevski, que hace siete años se llevó sorpresivamente aquí el León de Oro a la mejor película por la inolvidable "Antes de la lluvia".

"Yo puedo decirles lo que pienso de la Macedonia actual y de la intervención de la OTAN, pero eso no aclararía para nada mi película", dijo Manchevski.

Lo que piensa es que hace dos años la OTAN intervino en Kosovo con el único resultado de desencadenar una escalada de violencia que ha conducida justamente a esta "nueva misión de paz".

"Mi film no es un western sino más bien la explicación de cómo se cuenta una historia y hasta la Historia, con hache mayúscula, y sobre la necesidad que tiene el hombre de contarla", agregó el realizador.

Manchevski tuvo problemas para financiar el film "porque para los norteamericanos era poco ortodoxo y cuando supe que no me garantizaban la libertad creadora decidí hacerlo con capitales europeos".

En su film los tiroteos se suceden con una violencia propia del cine de Sam Peckimpah, pero los dos modelos de Manchevski son Martin Scorsese y Krzysztof Kieslowski.

El cineasta macedonio tardó nada menos que seis años en montar su segundo film, protagonizado por Joseph Fiennes, y manifestó: "Podrían pasar otros seis para el tercero, pero no estoy seguro de querer seguir haciendo cine. No me gusta el ambiente, lleno de gente con una ética comparable a la de una ameba".

De Italia y Corea

Para el italiano Giuseppe Bertolucci, hermano menor de Bernardo, autor de "L´amore probabilmente", que abrió la sección "Cine del presente", realizar a los 53 años un largometraje totalmente en digital "me da toda la sensación de un debutante".

Es una técnica "que puede ser usada como máxima expresión industrial, como lo hace George Lucas en "La guerra de las galaxias", pero es también la oportunidad de cambiar de estilo, de deshacerse de la puesta en escena y de convertir un cine pobre en uno rico en ideas y en libertad".

Al parecer, la sangre y violencia van a predominar en los primeros días de la sección competitiva, pues tras el pase de prensa de "Soochwieen Boolmyung" ("Domicilio desconocido"), del coreano Kim Ki-duk, más de uno de los periodistas acreditados ha salido impresionado por la crudeza de varios pasajes de la película.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?