Polanski rompió el silencio con una carta

Afirmó haber recibido apoyo "del mundo entero"
(0)
28 de diciembre de 2009  

PARIS (AFP).- El cineasta Roman Polanski declaró anteayer desde Suiza, donde permanece en arresto domiciliario, estar "emocionado" por la "cantidad de testimonios de simpatía y de apoyo" que sigue recibiendo. Sus palabras fueron transmitidas a través de una carta que el filósofo Bernard-Henri Lévy hizo llegar a esta agencia de noticias.

"Estoy emocionado por el número de testimonios de simpatía y de apoyo que he recibido en la cárcel de Winterhur y que sigo recibiendo aquí, en este chalet de Gstaad en el que estoy pasando las Fiestas con mi esposa y mis hijos", escribió el director franco-polaco en el mensaje dirigido a Lévy que autorizó a publicar.

Polanski destacó en la carta que los mensajes de apoyo le llegan del "mundo entero" y expresó su reconocimiento: "Me gustaría poder decirles, a cada uno, lo bien que sienta, cuando se está encerrado en una celda, oír, cada mañana al recibir el correo, ese murmullo de la voz humana y de la solidaridad".

Polanski explicó querer "responder a todos" estos mensajes, pero lo consideró imposible, habida cuenta de la cantidad que representa, y autorizó a Lévy a "difundir estas líneas". Estas son las primeras declaraciones públicas de Polanski desde su arresto el pasado 26 de septiembre en Zurich a petición de la justicia estadounidense por los cargos de abuso de una menor que se le imputan desde 1977. Los tribunales suizos aún no se expiden sobre su extradición a ese país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.