Recetas para disfrutar de los sabores de la vida

Luego del éxito de Mamma Mia!, Meryl Streep interpreta en su nuevo film a la cocinera que revolucionó la cultura norteamericana
Natalia Trzenko
(0)
15 de septiembre de 2009  

Hace muchos años, cuando cocinar era una de las tantas tareas asignadas al ama de casa, cuando la televisión era apenas un invento nuevo en el que nadie confiaba y la cocina francesa, un conjunto de sabores que generaban más sospechas que aplausos, una señora de gran estatura, mediana edad y enorme pasión lo cambió todo. Se llamaba Julia Child, una mujer que pasó de privilegiada hija de la clase media alta norteamericana a defensora acérrima de todo lo francés. Especialmente, si venía en un plato y bien rociado con una salsa a base de manteca. Y ésa es la historia que cuenta Julie & Julia , la película que presentará Sony Pictures en la cartelera local pasado mañana. Claro que, en realidad, la de Child es sólo la mitad del relato del film dirigido por Nora Ephron (Tienes un e-mail.) Por un lado, está esta formidable señora, interpretada por Meryl Streep, que obligada a mudarse a Francia por el trabajo de su marido, se desespera por una ocupación cuando lo que a ella más le gusta y mejor le

sale es comer esos maravillosos platillos parisinos. Por el otro, más de cincuenta años después, en medio de una Nueva York que hace lo posible por olvidar y recuperarse del ataque a las Torres Gemelas, está Julie Powell, una joven esposa que en el camino de convertirse en novelista terminó trabajando en una oficina que lidia con las desgracias de las víctimas del atentado. Dos personas alejadas en el tiempo, en el espacio y en la actitud y, sin embargo, unidas por el placer de una comida apetitosa y un libro. Mastering the Art of French Cooking (Aprendiendo el arte de la cocina francesa), escrito por Child y leído por varias generaciones de norteamericanos en busca de aventuras culinarias, entre ellas, Powell.

El gourmet.com

"Obrera del gobierno de día, fanática de la comida por la noche. Demasiado vieja para intentar una carrera en el teatro, demasiado joven para tener hijos y demasiado amargada para hacer nada más, Julie Powell estaba buscando un desafío y lo encontró en el proyecto Julie/Julia. Arriesgando su matrimonio, su trabajo y el bienestar de su gato, ella se comprometió con esta locura: 365 días, 536 recetas." Así comenzaba el blog que comenzó a escribir Powell en busca de una inspiración y de un propósito para su vida. Algo similar a lo que había necesitado Child apenas instalada en la París de la reciente posguerra y el Plan Marshall. Sobre ese paralelismo y los libros escritos por ambas mujeres, Ephron armó el guión de Julie & Julia, que vuelve a confirmar que Meryl Streep está pasando por uno de los mejores momentos de su carrera y que Amy Adams ( Encantada ), como Julie, no se queda atrás.

El film salta de una a la otra mostrando sus casas -un coqueto y recargado departamento parisino para Julia y un ruinoso dos ambientes sobre una pizzería en Queens para Julie-, sus aptitudes en la cocina y la relación con sus maridos. Porque claro, ésta es una comedia romántica, pero no una de ésas en las que la chica/mujer conoce al chico/hombre, y ambos luchan por realizar su amor más allá de los impedimentos que los separan. Aquí las parejas ya están formadas y se trata de mostrar los romances más allá del "fueron felices y comieron perdices". Un platillo que, de hecho, Child recomienda y explica cómo cocinar en su libro. El objetivo de la guionista y directora -cumplido con creces- era retratar a dos mujeres maduras enamoradas de sus parejas, pero que quieren, necesitan algo más en sus vidas.

Trailer de Julie & Julia

Para acompañar a Julia está Stanley Tucci como Paul Child, el diplomático que debido a su trabajo y su incesante curiosidad fue en gran medida responsable de la carrera de su esposa. Gracias a él, Julia aceptó hacer televisión y se transformó en un clásico de la pantalla chica norteamericana muchas décadas antes de que los programas de cocina se pusieran de moda. Para soportar a la neurótica Julie aparece Chris Messina ( Vicky Christina Barcelona ) como Eric Powell, quien ayuda a su esposa a crear el blog y la soporta, hasta un límite, cuando la tarea de completar el proyecto de las 536 recetas en un año se vuelve cada vez más complicada.

Manteca a la sartén

"Aumenté siete kilos interpretando a Julia Child y como ella era muy grandota [medía más de 1,80 metros] la usé como excusa para cocinar todo con manteca. Me divertí mucho y todo el mundo estaba feliz en mi casa", contaba Streep, el año pasado, a LA NACION, durante una entrevista en Los Angeles por el estreno de La duda, el film en el que también compartió la pantalla con Adams. Claro que, en el drama ambientado en un colegio religioso de 1964, las actrices tenían casi todas sus escenas juntas, mientras que en esta oportunidad... "No compartimos ninguna escena. Meryl filmó las suyas durante seis semanas, y yo filmé las mías después. Hubo un solo día en el que nos cruzamos en el set para la última escena de la película. Mi personaje emprende una aventura a partir de las recetas que figuran en el libro de Julia Child. Esa experiencia le cambia la vida ", explicaba Adams.

Julie & Julia cuenta la historia de dos mujeres que encuentran su lugar en el mundo, frente a las hornallas, cocinando las recetas para su felicidad.

Para el museo

  • Si algún espectador se sorprende por el tono inusualmente agudo con el que habla Streep para interpretar a Julia Child, con visitar alguna página de Internet que muestre a la original en acción, en su cocina, se dará cuenta de la perfecta imitación de tono y de pose de la actriz. Aunque la cocinera y autora es desconocida fuera de los Estados Unidos, en su país se la considera tan importante para la cultura popular que su cocina entera se exhibe desde hace unos años en el Museo Nacional de Historia, en Washington.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.