Schwarzenegger, el más caro

Con "Terminator 3" se convertiría en el primer actor que cobrara un cachet de 30 millones de dólares
Marcelo Stiletano
(0)
11 de diciembre de 2001  

Ni el creciente espíritu patriótico que determina el perfil de algunos proyectos clave de aquí en más ni los pronósticos recesivos que se ciernen sobre una industria que cada vez más apuesta a los rodajes fuera del territorio norteamericano impiden que Hollywood, de tanto en tanto, vuelva por sus fueros y se decida a hablar el idioma que más le gusta, el de los números contantes y sonantes.

En estos días, la comidilla de las charlas, los rumores y los chimentos se compone de un plato casi exclusivo que tiene el sabor de un regreso triunfal. “Terminator 3”, cuyo esperado rodaje tiene fecha prevista para marzo o abril de 2002, llevaría a Arnold Schwarzenegger a convertirse en el primer actor en cobrar un salario de 30 millones de dólares.

El anuncio convierte en simple anécdota del pasado un hecho que hasta hace apenas un año y medio parecía inconmovible: la existencia del llamado “club de los 20 millones”, cifra considerada durante mucho tiempo por los estudios como lo máximo que podía pagarse a una estrella por su trabajo en un solo film.

El primer llamado de atención lo produjo Mel Gibson, que a comienzos de 2000 ingresó en su cuenta bancaria 25 millones gracias a su papel protagónico en “El patriota”. Pero con el tiempo se supo que la lista de figuras “clase A” de Hollywood (que integran, entre otros, Tom Cruise, Tom Hanks, Jim Carrey, Nicolas Cage y Julia Roberts) podría aumentar todavía más esos de por sí impactantes números si se agrega la posibilidad de cobrar entre el 10% y el 20% de cada dólar de ganancia generado por los films que los tienen como estrellas.

Una investigación que dio a conocer hace unos meses en Estados Unidos la versión on line del canal de TV E! Entertainment indica que Tom Cruise acumuló entre 65 y 70 millones de dólares por “Misión imposible 2” (del que además fue productor), ya que sumó a su salario el 25 por ciento de las monumentales ganancias que produjo la película en todo el mundo.

Esto indica, en los hechos, que las estrellas no cobran su cachet antes de ponerse a trabajar, sino que esa cifra está garantizada por las ganancias que la película genera una vez puesta en movimiento.

“Si un actor acepta percibir 20 millones de dólares en esos términos quiere decir que cuando la película recauda 200 millones de dólares, es decir diez veces más, a partir de allí cobrará el diez por ciento por cada dólar que el film genere a partir de ese momento”, conjeturó un importante manager de estrellas top ante la consulta de E! Entertainment.

Esto explica que, por ejemplo, Bruce Willis haya acumulado en total no menos de 50 millones por su actuación en "Sexto sentido" y que Adam Sandler llegara a los 30 millones por el éxito, sobre todo en Estados Unidos, de "El pequeño diablo". Otro ejemplo contundente es el de Jack Nicholson, que hace ya una década tuvo un papel secundario como el Guasón en "Batman", pero al sumar a su cachet original una significativa participación en las ganancias del film y en su merchandising puso en sus bolsillos 50 millones por todo concepto.

El ejemplo de Nicholson muestra a las claras que, en ciertos casos, la edad no es obstáculo para que ciertas estrellas sigan sumando millones a sus cuentas. Ahora es el turno de Schwarzenegger, que a los 54 años levanta en estos días la misma polvareda que Mel Gibson cuando se supo, a pesar de ingentes desmentidas, que se llevaría 25 millones de dólares para hacer "El patriota".

En el caso de "Terminator 3" la fuerza de las desmentidas es cada vez más tenue y casi todos en Hollywood creen que el forzudo Arnold volverá a colocarse la campera de cuero y los anteojos para hacer por tercera vez a su personaje más celebrado a cambio de 30 millones.

Presupuesto altísimo

De realizarse el film, como todo indica, no sería la marca salarial la única en romperse. "Terminator 3" podría convertirse en la película de presupuesto más alto de toda la historia, con un costo estimado de entre 165 millones y 180 millones de dólares, bastante más de los 135 que se invirtieron en "Pearl Harbor". En tanto, "Titanic" y "Waterworld", que en los cálculos previos manejaban valores inferiores de presupuesto, terminaron costando más de 200 millones cada una por gastos realizados durante el rodaje y sobre la marcha.

Como pocas, la tercera aventura de "Terminator" (cuyas dos primeras películas, de 1984 y 1991, respectivamente, recaudaron juntas más de 560 millones de dólares) genera expectativas en el público de todo el mundo. "Vaya donde vaya, en Rusia, China, Europa o Africa, lo que todos me preguntan es si voy a hacer un nuevo Terminator. No sólo me gusta la idea, también tengo la costumbre de ir hacia lo que la gente quiere ver", reconoció Schwarzenegger meses atrás.

En la misma dirección, el analista Paul Degarabedian dijo a la revista Variety que "Terminator" es la mejor póliza de seguro contra todo riesgo. "Es uno de esos casos en los que todo el tiempo la gente está esperando una nueva secuela." Otro consultor admitió que Schwarzenegger está en una posición inmejorable para pedir lo que se le ocurra para hacer el film. "No hay otro actor que pueda reemplazarlo en ese personaje y no hay otro personaje que él pueda hacer mejor. Así lo cree el público y también el propio Arnold", señaló.

Como ocurre en estos casos, el argumento se elabora en el más estricto secreto. Pero ya se sabe que "T3, The Rise of the Machines" se situará unos diez años después de la segunda aventura y mostrará al veinteañero John Connor (otra vez Edward Furlong) junto a su fiel protector (el cyborg T-800 que encarna Schwarzenegger) en una batalla sin cuartel contra una Terminatrix cuyo poder y resistencia superan cualquier antecedente en la historia, papel decisivo que sería interpretado por la longilínea y esbelta ex modelo Famke Janssen.

Lo que está en claro en medio de tanto misterio es que James Cameron no se sentará por tercera vez en la silla del director y será reemplazado aquí por Jonathan Mostow (U-517). Tampoco lo hará Linda Hamilton, que en los dos primeros films personificó a Sarah Connor, la madre de John, que pese a haberse divorciado hace algunos años de Cameron sigue convencida de que no hay otro capaz de llevar la historia adelante y rechaza rotundamente cualquier propuesta que no incluya a su ex marido. A ella le pertenecen por ahora las únicas dudas en torno de un proyecto que, hasta ahora, lo único que ahorra son palabras.

Los mimados de Hollywood

Tom Cruise

65 millones por "Misión imposible 2" (salario más el 12% de las ganancias)

Bruce Willis

50 millones por "Sexto Sentido" (salario más el 12% de las ganancias)

Adam Sandler

30 millones por "El pequeño diablo" (salario más el 12% de las ganancias)

Julia Roberts

de 25 a 30 millones por "Erin Brockovich" (salario más el 12% de las ganancias)

Mel Gibson

25 millones por "El patriota" (salario)

Jim Carrey

20 millones por "Irene, yo y mi otro yo" (salario)

Sean Connery

20 millones por "La emboscada" (salario)

Tom Hanks

20 millones por "Náufrago" (salario)

Chris Tucker

20 millones por "Rush Hour" (salario)

Leonardo DiCaprio

20 millones por "La playa" (salario)

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.