Soldado: siempre se puede volver a empezar

Adolfo C. Martínez
(0)
26 de abril de 2018  

Nuestra opinión: buena

Un joven de 19 años decide incorporarse al ejército. Desde ese día su existencia cambiará completamente: le asignan el puesto de tambor mayor en la banda militar y su nueva rutina combina el entrenamiento de guerra con ensayos musicales. El director Manuel Abramovich logró sobre esta base, con calidez y ternura, retratar la transformación de un adolescente de pueblo en un adulto lleno de incertidumbres que va conociendo un nuevo micromundo pleno de interrogantes y de heroísmo. Con un elenco que logró dar el exacto retrato a cada personaje, con una música acorde y una impecable línea técnica, el film logra insertarse en una temática que habla de una juventud dispuesta a comenzar un nuevo camino en sus vidas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.