Tres buenas y dos malas de Rooney Mara

Tomamos el estreno de Peter Pan como puntapié para repasar la carrera de una de las mejores actrices de su generación
Rooney como Lisbeth Salander
Rooney como Lisbeth Salander Fuente: Archivo
Tomamos el estreno de Peter Pan como puntapié para repasar la carrera de una de las mejores actrices de su generación
Milagros Amondaray
(0)
7 de octubre de 2015  • 00:22

*TRES BUENAS:

*1. LA CHICA DEL DRAGÓN TATUADO (2011, David Fincher)

En el momento en el que David Fincher anunció que el tan codiciado rol de Lisbeth Salander de La chica del dragón tatuado iba para Rooney Mara , muy pocos pensaron que la actriz podía hacerle justicia. A fin de cuentas, Mara venía de un personaje completamente antagónico al de Lisbeth como lo fue el de Erica Albright en Red social, quien ya desde su forma de vestirse tenía escasos puntos de contacto con la atribulada hacker salida de la pluma de Stieg Larsson. Sin embargo, Mara no solo se entregó sin conflictos a las ya conocidas demandas de Fincher y sus más de cien tomas sino que hizo sus propios aportes - como el detalle de las cejas decoloradas - para hacer suyo un papel que estaba instalado en el inconsciente colectivo.

Desde lo más sutil como esa mirada del final cuando Mikael ( Daniel Craig ) se despide de ella hasta lo más brutal como la secuencia de la venganza, la actriz demuestra su habilidad para moverse por todo el espectro emocional de una joven - previamente interpretada por Noomi Rapace - que, más allá de parecer impenetrable, esconde una enorme vulnerabilidad. Dato: por esta película Rooney recibió su primera - y hasta el momento única - nominación al Oscar como mejor actriz.

*2. RED SOCIAL (2010, David Fincher)

En el papel de Erica Albright en Red social
En el papel de Erica Albright en Red social Fuente: Archivo

Si bien Red social es una adaptación bastante fidedigna de la novela de Ben Mezrich The Accidental Billionaires, no podemos esperar de un brillante guionista como Aaron Sorkin una relectura impersonal de, en este caso, los hechos que precedieron y sucedieron a la creación de Facebook. Entre las infinitas improntas del escritor nos encontramos con la gestación de Erica Albright, un personaje apócrifo - y ausente en la mencionada novela - que opera como el MacGuffin dentro de la historia.

Mara interpreta a la ex novia de Mark Zuckerberg, quien inconscientemente lo impulsa a concebir Facemash primero y (The) Facebook después, para luego resurgir en la mitad del relato y alimentar su codicia, para luego concluir la historia con su presencia virtual. Así, la actriz es una suerte de destello que al momento de aparecer espeta algunas de las mejores citas del film (y eso que estamos hablando de una obra maestra citable desde el primer minuto), como la concisa "Internet no se escribe con lápiz, se escribe con tinta", que ejemplifica como sí se puede dejar una impresión indeleble dentro de un universo que apunta a justamente lo contrario: la inmediata caducidad.

*3. EFECTOS COLATERALES (2013, Steven Soderbergh)

En el efectivo thriller de Steven Soderbergh Efectos colaterales
En el efectivo thriller de Steven Soderbergh Efectos colaterales

Antes de anunciar su ¿falso? retiro del cine y ponerse a producir la serie The Knick, las películas de Steven Soderbergh se tornaron completamente impredecibles. Un año podía filmar el díptico Che, más tarde inmiscuirse en los pormenores del mundo de los strippers con Magic Mike, para luego reaparecer con la extraordinaria biopic sobre Liberace Behind the Candelabra. Ese mismo año, quien es uno de los realizadores fundamentales del cine independiente de los noventa se embarcaría en un sólido thriller con cierto aire a Alfred Hitchcock llamado Efectos colaterales.

El film podrá ser considerado una crítica a la industria farmacéutica o incluso una historia de amor retorcida con dos integrantes (Mara y Catherine Zeta-Jones ) que no tienen noción de los límites, pero se trata esencialmente de la cruzada quijotesca de un hombre (brillantemente interpretado por Jude Law ) en busca de la verdad en un ámbito confuso, enrarecido y con estados alterados. Los duelos verbales entre este anti-héroe y el personaje de Mara (tan adorable como temible) son pequeñas grandes escenas dentro de una obra de suspenso que avanza sin adornos (acá no sobra ni una escena) hacia un contundente desenlace.

*DOS MALAS:

*1. PESADILLA EN LA CALLE ELM (2010, Samuel Bayer)

En la fallida remake de Pesadilla
En la fallida remake de Pesadilla Fuente: Archivo

Una película slasher producida por Michael Bay nunca puede ser una buena noticia, mucho menos si se trata de una remake de una película intocable como la que filmó Wes Craven en 1984. La vuelta de Freddy Krueger (aquí interpretado por el gran Jackie Earle Haley) contó con la dirección de Samuel Bayer, un realizador que venía del mundo del videoclip, donde dejó pequeñas joyas como "Smells Like Teen Spirit" de Nirvana y "Zombie" de The Cranberries. Su debut en cine, lamentablemente, se sumó a la extensa lista de exponentes de directores poco apropiados para el material de base.

Lo cierto es que Bayer no solo se toma demasiado en serio lo que incluso el propio Craven se permitía parodiar sino que además busca aterrorizar mediante las vías más anodinas posibles. Si bien desde lo visual hay un par de momentos interesantes, Pesadilla en la calle Elm no deja de sentirse como un encargo que no tiene corazón ni espíritu de homenaje al film original. Dentro de este contexto, ni Mara ni Kyle Gallner hacen demasiado esfuerzo por sacudir los estereotipos de sus correspondientes personajes. Al poco tiempo, la actriz pasaría cuatro días con Fincher en el rodaje de Red social y se despediría definitivamente de films vergonzosos. Bien por ella.

*2. TRASH, LADRONES DE ESPERANZA (2014, Stephen Daldry)

Trash, lo nuevo de Stephen Daldry
Trash, lo nuevo de Stephen Daldry Fuente: Archivo

Si bien Trash, ladrones de esperanza, la anómala película de Stephen Daldry que parece ser de otro director, no es enteramente una vergüenza, sí resulta indiscutible que desaprovecha a Mara, quien venía de tres notables actuaciones: en Efectos colaterales, en Ain't Them Bodies Saints junto a Casey Affleck y como el álter ego de Sofia Coppola en Ella de Spike Jonze.

Trash les sigue los pasos a dos amigos que viven en una favela y quienes, por encontrar fortuitamente la billetera de un hombre asesinado, se convierten en el objetivo de una red de corrupción. Mara interpreta a Olivia, una asistente social que intenta protegerlos de lo que parece ser un destino irrevocable, pero su actuación cuenta con el mismo nivel de desgano que el de Daldry para ponerle un poco más de pulso a una historia que comete el error de ser superficial cuando su temática ameritaba otra clase de abordaje. Asimismo, acá tampoco se logra lucir el siempre efectivo ojo que tiene el guionista Richard Curtis para no cruzar la fina línea que divide lo sentimental de lo sentimentaloide.

*DE YAPA: El adelanto de Carol, película de Todd Haynes por la cual Rooney Mara fue premiada en Cannes como mejor actriz:

PARTICIPACIÓN. ¿Qué opinan de Rooney Mara? ¿Les gusta como actriz? ¿Qué personajes destacarían de su corta carrera?

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.