Un cuento sobre mujeres rudas

(0)
21 de febrero de 2006  

Si una mujer quería trabajar en las minas de hierro, al norte de Minnesota, tenía que ser muy ruda, en los años ochenta. Sobre todo, cuando la proporción de hombres en relación a ellas era de treinta a uno. Esta es la historia que cuenta "Tierra fría" y es la que decidió relatar su directora, Niki Caro.

"Esta no es sólo una historia sobre la lucha por los derechos de la mujer, sino un intento de reflejar la naturaleza humana", dijo Niki Caro a LA NACIÓN, en una comunicación telefónica desde Los Angeles. Y de eso sabe la directora. Ella decidió contar la peregrinación de una mujer que cambió las leyes sobre el hostigamiento sexual en los Estados Unidos, la de Josie Aimes (Theron).

En su Nueva Zelanda natal, a Caro le llegaban guiones para filmar en Hollywood. Pero ninguno le llamaba la atención. Hasta que tuvo en sus manos el proyecto de "Tierra fría", de Warner Brothers. "Los grandes estudios de cine de Hollywood quieren cada vez historias dramáticas muy bien contadas", comenta Caro. Y por eso recurrieron a ella. La directora había demostrado una sensibilidad especial con su película anterior, "Jinete de ballena".

"Cuento historias universales -desliza Caro, con una voz suave y aniñada-. Creo que sería muy arrogante de mi parte filmar una película sobre una determinada comunidad [en el caso de «Tierra fría», la del norte de Minnesota] sin conocerla", explica Caro. Por eso, ella y el elenco invadieron la zona durante semanas para entrevistar a las mineras. "Debí entender quiénes eran estas mujeres. De ahí que pasé mucho tiempo con ellas, e incluso mucho más con los hombres", cuenta. Y esas jornadas de charla se matizaban con grandes dosis de cerveza. Caro cuenta una anécdota que pinta el clima del rodaje, la del "perro blanco". Este es el nombre de un trago a base de whisky y de la leche del pecho de la actriz, Julie Armenante (que estaba amamantando). La bebida circulaba entre el elenco. "Esa historia es completamente cierta", reconoce con un dejo de vergüenza.

Entre las actrices y la directora se hablaba mucho de sus experiencias respecto al hostigamiento sexual.

-¿En la industria del cine sufrió algún tipo de acoso por parte de los hombres?

-El hostigamiento sexual es una cuestión de poder. Y, en mi caso, como directora de cine, en el set, yo soy la que lo tiene. Pero en otros trabajos que he realizado, sí. Es más: toda mujer [lo enfatiza] ha pasado por una situación de este tipo.

Caro pasó de filmar "Jinete de ballena" con sólo 3, 5 millones de dólares en Nueva Zelanda, a hacerlo con un presupuesto de 35 millones en "Tierra fría". "Esta es la principal diferencia de filmar en Hollywood que hacerlo en mi país", dice.

-¿Tuvo algún tipo de restricción por parte de Warner Bros?

-No. Incluso el corte final lo hice yo, a pesar de que no lo tenía por contrato. Pero cuando el estudio vio la edición final que hice, estaban felices. Sólo me hicieron algunas sugerencias .

-¿De qué tipo?

-Fueron cuestiones menores. Cuando edité la película saqué algunas escenas porque me parecía que la alargaban. Pero el estudio me pidió que las reincorporara.

Santaolalla

  • Niki Caro, además de dirigir "Tierra fría", produjo la banda de sonido de la película. El primer nombre que le vino a la cabeza para musicalizar las escenas fue el de Bruce Springsteen. Pero había algo en los temas del cantante que no le cerraba. Por eso, recurrió a otro de sus ídolos: Bob Dylan, quien escribió y puso voz a "Tell Ol´ Bill".
  • En el transcurso, se encontró con el músico argentino Gustavo Santaolalla, quien produjo la música original del film. "Lo elegí porque conoce la naturaleza humana", dice del compositor, que está nominado al Oscar por la música original del film de Ang Lee, "Secreto en la montaña".

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.