Un documental de Netflix narra el descenso al infierno de Jim Carrey