Un tema de interés para la Unión Europea

En un encuentro que se realizará en 2002 pueden surgir acuerdos para lograr respaldo económico
(0)
27 de diciembre de 2001  

Por primera vez la Unión Europea (UE) dio luz verde para brindar ayuda financiera al cine argentino.

Los objetivos de las instituciones europeas fueron claros desde que se aprobó el proyecto presentado en 2000 por el Eurocentro de Buenos Aires. Tras la presentación del documento, la Comisión Europea decidió que mediante su programa de cooperación Al-Invest otorgaría unos 100.000 euros a lo que en unos messes pasó a llamarse el "Encuentro de Productores Audiovisuales Europa-Argentina 2002". El mismo se realizará en paralelo con el Festival de Cine Independiente de Buenos Aires, en abril de 2002.

Mirada al Sur

¿Por qué la Argentina? Si bien la situación económica del país no transita por su mejor momento, se sabe que el costo de producción cinematográfica del país ronda los 160 millones de euros, si se tienen en cuenta los films estrenados, terminados, en posproducción y rodaje avanzado.

De esto se desprende que la producción nacional se caracteriza por su bajo costo en comparación con el cine europeo. Además, en el ámbito de las coproducciones, la Argentina ha hecho acuerdos con países como España, Francia y México, hasta el punto de realizar dos filmes con cada uno de ellos, y con Alemania, con la que se coprodujo una película.

"Las coproducciones han sido muy beneficiosas para promocionar el cine latinoamericano. Esto explica por qué antes las películas latinoamericanas llegaban a Europa con cuentagotas, mientras que ahora uno no se sorprende del estreno no de películas argentinas", observa el director de cine español Fernando Trueba.

Santiago Vexina, director del Eurocentro de Buenos Aires, destaca que "la industria audiovisual y cinematográfica argentina cuenta con unas 1200 empresas". Si bien el punto de conexión al que apunta la Unión Europea mediante su programa de cooperación Al-Invest es el de poner en contacto a las productoras argentinas y europeas, "se espera que con el encuentro se concreten negocios en el corto y mediano plazo del orden de los cinco millones de euros", añade Vexina.

El cerebro del proyecto

"Chico, con tu guión hoy por hoy no puedo hacer nada", es el recuerdo más latente que le quedó a José Luis Escudero, director de Intercommunication Asbl del último Festival de Cine de Mar del Plata. Un estudiante le acercaba el guión a este español, en un sobre, y le pedía que lo ayude. Escudero recuerda aquella experiencia y otras similares, y dice que le mostraron "las ganas de crear. Ese boom que viví en la Argentina no lo observé en ningún festival del mundo". Estas vivencias dispararon a este español de 36 años a golpear las puertas a los responsables de programas de cooperación en la UE, llenar los requisitos y desandar los caminos para que el cine argentino reciba un padrinazgo proveniente del Viejo Continente.

No es la primera vez que José Luis Escudero trabaja por el cine latinoamericano, ya que en Bruselas es el organizador oficial del festival Cines de España y América latina, desde hace nueve años. En la apertura del noveno festival, habló sobre el encuentro que se realizará en Buenos Aires entre las productoras europeas y argentinas. "Es una pena que la gente en países como Bélgica, Alemania y hasta España siga pensando que el cine argentino está mal hecho. Hay que terminar con esas ideas, al menos es lo que persigo", dijo.

El encuentro

Con la puesta en marcha del programa Al-Invest, las productoras argentinas tendrán la posibilidad de cerrar acuerdos con empresas europeas a mediano y largo plazo. "La Comisión Europea deberá recibir un informe sobre cómo avanzan las negociaciones una vez que se terminó el encuentro. No hay que olvidar que es la primera vez que se hace una reunión de este tipo", destaca Bruno De Groote, el director técnico de Al-Invest.

De Groote conoce Buenos Aires y su cine ya que en ocasiones anteriores, recuerda, se han realizado encuentros en el país, pero nunca estuvieron ligados a un área tan específica como el cine. "Esto es toda una novedad para nosotros", afirma una y otra vez al o largo de la entrevista. Si este encuentro entre las empresas de ambos continentes sale como lo esperan los organizadores, existe la posibilidad de que la UE organice una segunda reunión.

Por cierto, todo dependerá de lo que ocurra en el primer encuentro, que despierta muchas expectativas de ambas partes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.