Una mirada hacia la crisis

Desde hoy se exhibirá el documental "4 puntos cardinales"
(0)
9 de mayo de 2003  

"Creo que hay reflexionar acerca de dónde ponemos la mirada, desde los medios de comunicación masiva hasta gente como yo que tiene la posibilidad de hacer un documental de forma independiente", dice Luciano Zito, el realizador del documental "Tapados" (sobre las inundaciones que azotaron en 2000 al pueblo rural de Coronel Charlone) y codirector de "4 puntos cardinales", junto a Lucía Roux y Juan Mascaró, sobre la crisis económica pre corralito.

Acostumbrado a trabajar con materiales urgentes como esas inundaciones en Córdoba ya olvidadas por la prensa o el derrumbe económico previo a la devaluación de 2001, Luciano Zito se propone con sus películas dar vigencia al descontento que se esconde cuando lo que saltan son las alarmantes estadísticas del empobrecimiento social. "Tapados", que ya tuvo su estreno comercial hace tres años, volverá a verse en el ciclo "Verdocumentales", del Centro Cultural San Martín. Mientras que "4 puntos cardinales" se exhibirá desde hoy y durante todo este mes, en el Centro Cultural de la Cooperación (Corrientes 1543), institución que también la produjo.

Con una cámara digital, el equipo de documentalistas registró un día en la vida de cuatro personajes: un cartonero que sobrevive económicamente en un momento en que su actividad todavía no se había expandido ampliamente; una joven universitaria, con dos hijos, que se las ingenia para seguir diseñando y produciendo ropa dentro del circuito de trueque; un músico peruano que huyó de la crisis de Fujimori y sigue buscando un bienestar económico que le cuesta encontrar en los trenes de Buenos Aires, y un jubilado militante de las marchas de los miércoles, viudo, que hace catarsis por medio de sus agudos poemas.

Con un registro cercano al documental televisivo, Zito, Roux y Mascaró acompañan a estas personas en la linealidad de un día, registran sus pensamientos, sus quejas, la manera con la que pueden enfrentar la crisis. Si bien Zito cuenta con varios trabajos realizados para la TV española, considera que este documental no está trabajado con las mismas inquietudes del periodismo en la pantalla chica. "Creo que la diferencia más grande que puede tener el documental con los productos televisivos es el compromiso y el tiempo que hay de trabajo -explica-. Nosotros no fuimos a buscar una nota de una hora para sacarle el provecho a esta gente. Fuimos a escucharlos, a tratar de aprender de ellos también."

Paradigmas de una época

En el transcurso de un 2001 atravesado por la crisis, el grupo de "4 puntos cardinales" buscó cuatro paradigmas del momento. "Una vez elegidos nos preguntamos qué nos interesaba mostrar de esas historias, entonces armamos el guión y después los filmamos, muchas veces con un registro directo, dejando que las cosas fluyan", explica Zito.

Con Humberto, el cartonero, el hombre que cierra el documental sintetizando la vida de pobre, Zito cuenta que consiguió una relación especial. "El tenía mucha necesidad de contar lo que le estaba pasando. Resulta curioso que en aquel momento él ya se quejaba de que había muchas personas trabajando del cartón. Pero nadie lo veía. Y cuando sucedió lo del corralito los medios salieron a decir: "Aparecieron los cartoneros". Obviamente que hoy sus dificultades para sobrevivir en esas tareas se ven empeoradas."

Luciano Zito cuenta que sigue en contacto con algunos de sus retratados. Y consternado cuenta que uno de los más empecinados luchadores contra la catástrofe de Coronel Charlone se suicidó en febrero último. "Es el tipo que en la película aparece remando en un bote por los campos de cosecha inundados. Con su familia había construido un murallón para resistir al agua. Pero se enfermó y tomó la peor decisión de su vida."

El joven realizador está preparando su próximo documental, "Ammar", como la sigla que representa a la Asociación de Meretrices de Argentina: "La prostitución es hoy una salida concreta para mucha gente que no tiene trabajo. Pero el dueño de ese negocio alrededor de la prostitución privada que es el poder político impide que se legalice".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.