Vuelo a la dirección

Se estrenará el primer film realizado por Teresa Constantini.
(0)
31 de marzo de 2000  

El cine, el teatro y la TV constituyen para Teresa Costantini -ella misma lo destaca- "elementos fundamentales para dar a conocer al público los distintos estados de ánimo de quienes deseamos ser cómplices amistosos de los que disfrutan con la ficción de esos personajes que armamos desde muy dentro de nuestra capacidad intelectual e intuitiva".

En la pantalla grande, y a partir de "Nunca estuve en Viena" (1989), Teresa Costantini anudó la interpretación con la escritura y la producción, y por este camino transitó en "Rompecorazones", "Cuatro caras para Victoria" y "De amor y de sombras". Ahora, con "Acrobacias del corazón", que se estrenará el 13 de abril, suma su labor de directora, "un trabajo -apunta durante un diálogo con La Nación - que deseaba concretar si conseguía una trama que la sintiese desde muy dentro de mi personalidad de mujer y de artista".

Destacados intérpretes

Para "Acrobacias del corazón" la Teresa Costantini actriz, guionista y productora se rodeó de un buen elenco, integrado por Virginia Innocenti, Gabriel Goity y Cecilia Dopazo. "Con Virginia y con Gabriel -recuerda Teresa- rodé hace algunos años un cortometraje titulado "Los dueños de los ratones", que es una especie de borrador de "Acrobacias del corazón"".

"Estar en el reparto de esta historia -apunta Virginia Innocenti, la actriz de "Gatica el mono" y de varias producciones de TV- significó para mí una emoción muy particular, ya que mi personaje posee el calor y la consistencia necesaria como para ubicarse dentro del alma de una mujer aparentemente ganadora que, sin embargo, va perdiendo lentamente todo lo que le es más querido y nostalgioso."

-¿La temática de "Acrobacias del corazón" se inserta en lo más personal que una directora puede ofrecer desde la pantalla?

-Este film es muy personal porque habla de mis sentimientos, de mis alegrías y de mis tristezas como mujer y como cineasta. Desde que tuve en mi cabeza el guión de la película supe que me jugaba una carta muy brava, ya que muchos podían pensar que se trataba de un relato feminista o de un grito agónico de rebeldía... Nada hay de ello en esta trama. Lo que aquí ocurre es, simplemente, lo que nos pasa a todos como seres humanos, mucho más que en nuestros roles de hombres y mujeres.

"Acrobacias del corazón" -interviene Cecilia Dopazo- refleja esos momentos de la vida en los que parece que más cosas no pueden pasar y en los que se demuestra que no hay excusas para justificar el engaño, pero que tampoco las hay para negar perdones... La historia, en definitiva, habla de círculos íntimos tan fuertes que ni quebrándose pueden romperse."

Antídotos contra el dolor

Gabriel Goity, que del teatro y la televisión saltó al cine en "Mar de amores" y que obtuvo el premio otorgado por los cronistas cinematográficos al mejor actor por "Secretos compartidos", añade: "Y habla, además, del dolor y de la debilidad... Y de sus antídotos: el amor y la amistad... de cómo un creador no puede separarse de su vida, de lo humano".

Con "Acrobacias del corazón", Costantini se sintió protegida y tranquila con el elenco artístico y el técnico. Según comenta, "apostamos a lo grato, a lo perdurable y a poder adentrarnos en lo más profundo del alma de sus personajes".

-¿Qué significa en el cine argentino de hoy acometer el desafío de dirigir una película?

-En mi caso personal, una pasión compartida y la ilusión de que lo que narro en mi obra tenga eco en el público... Todos sabemos que hacer cine en la Argentina es un juego tan hermoso como peligroso, aunque yo lo considero como la maravilla de crecer.

"Hacer "Acrobacias del corazón" -interviene Innocenti- fue una maravillosa experiencia que me conmovió profundamente, ya que tuve que moverme en un mundo de magias y de realidades... Además, trabajar con Teresa me sirvió como aprendizaje renovador frente a una cámara."

Dopazo y Goity apoyan las palabras de su compañera de elenco. "Esperamos con confianza -finalizan- que los espectadores se sientan tan conmovidos como nosotros frente al relato que cuenta "Acrobacias del corazón".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?