Regreso. Con La Beriso y La 25, el rock barrial confirma su vigencia