Crítico por un día

Hoy: Tomás Abraham
(0)
26 de mayo de 2003  

Cáscaras y nueces. Tomás Abraham recurre al dicho popular y acerca su comentario sobre títulos del cine y el teatro. Además, el filósofo se declara entusiasta de las piezas teatrales de Federico León, y frente a la pantalla grande marca las diferencias entre buenas películas y buenos "productos".

"Cuando un cineasta como (Carlos) Sorín hace un trabajo como «Historias mínimas» expresa la entrega abierta de un mundo bien trabajado y refinado que invita al espectador y respeta su inteligencia. Un buen producto, como «La hora 25» (Spike Lee) es el que tiene un control de calidad. Sabe cómo focalizar y atrapar la atención con impactos fáciles, atractivos, con actores que tienen carisma, con mujeres que tienen sensualidad, con espacios que están a la moda y motivos que constituyen un buen anzuelo. Eso nos satisface como una comida rica, aunque luego nos demos cuenta de que ciertos condimentos engañan el paladar".

  • La hora 25

    "No sé si es una buena película, sino un buen producto. Está bien hecha. Todo está muy programado para la sensibilidad del espectador e incluye temas tan bien seleccionados que, finalmente, el producto está logrado. Falta el mundo, lo que puede dar un artista. Pero creo que Spike Lee hizo una buena marca registrada."
  • Historias mínimas

    "Me parece la cumbre del cine nacional. Es de gran delicadeza, inteligencia y sensibilidad. Los actores aficionados que participan son excelentes y la historia es conmovedora. Después de verla uno sale de un viaje y vuelve a la calle renovado, al menos por algunos minutos. No tiene clisés, no es cine militante, de resistencia; no habla de marginalidad ni busca temas gordos. Aquí hay una enorme nuez con una pequeña cascarita."
  • ¿Sabes nadar?

    "Esta película de Diego Kaplan da muestras de algo: aunque es el talentoso director de una serie televisiva, no debe trasplantar los mismos recursos técnicos al cine. Eso no funciona."
  • Variaciones de Goldberg

    "No me interesó el texto ni la representación. Está llena de mensajes fastuosos, seudometafísicos. Una gran cáscara y ninguna nuez. Rescato la labor de Fabián Vena y de Alfredo Alcón, que tiene dominio de la escena y, para mí, un trabajo más placentero porque ha adquirido sentido del humor."
  • El adolescente

    "Fui al ensayo de esta obra de Federico León (inspirada en el texto de Dostoievski) que se verá en el Teatro San Martín. Es muy buena. Está bien actuada. Es interesante, fuerte; algo así como un dibujo corporal-gestual acerca de lo que una adolescencia es en vibrato. Federico León es el director de escena más talentoso que tenemos en el país y aquí sigue en el mismo nivel de trabajos como «Cachetazo de campo», «Mil quinientos metros sobre el nivel de Jack» o «Museo Miguel Angel Boecio» (creada especialmente para el proyecto "Museos» del Centro Cultural Rojas)."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.