En Moscú. Brutal ataque a un director