Entre acrobacias, tangos y burbujas de jabón