La esencia del tango futuro

La compañía de Cuello busca otro camino en la danza contemporánea
Gabriel Plaza
(0)
12 de febrero de 2009  

Quintaesencia. Coreografía y dirección general: Leonardo Cuello. Bailarines: Rocío Leguizamón y Germán Filipelli; Paola Camacho y Gustavo Vargas; Ayelén Sánchez y Walter Suquía; Milagros Rolandelli y Lisandro Erbele; Teli Ortiz y Ollantay Rojas. Diseño de iluminación: Dan Barber. Diseño de Vestuario: Nora Churquina. En el C. C.Borges (Viamonte y San Martín). Jueves; domingos y lunes, a las 20.

Nuestra opinión: muy buena

Leonardo Cuello está en busca de una identidad y un lenguaje propio que bordea o se sumerge en el tango de manera explícita y sugerente. En Quintaesencia, rescata los códigos del tango de salón -la forma de caminar y la pausa con pasos largos de la escuela Villa Urquiza- para llevarlos al terreno de la fusión contemporánea, que resulta lo más estimulante de su visión coreográfica. La compañía, formada por cinco parejas, transita un programa de cuatro coreografías que varían en capas de densidad dramática: Diamante, Melancólico, Urbano y Nobleza de arrabal desarrollan un punto de vista original, sobre el abrazo, las despedidas, los vínculos en la ciudad y la evocación nostálgica.

En Diamante , los bailarines exhiben figuras y solos (exagerados algunos voleos y ganchos), donde aparece el enlace de pasos sin música: una veta interesante para explorar. Melancólico es una de las piezas más logradas, por la atmósfera onírica, que se integra perfectamente a la música de Sergio Vainicoff. El registro contemporáneo se mantiene en el trazo coreográfico, (vestuario y música acorde de Piazzolla) de Urbana . Sólo en Nobleza de arrabal aparece el link al pasado, con una escena familiar que aporta un clima más intimista. La compañía de Cuello transforma la mueca absurda del tango pasión, para incorporar un lenguaje propio al gesto íntimo del baile social.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.