Diez modelos con carrera actoral

De Cindy Crawford a Susana Giménez, pasando por Araceli y Milla Jovovich
(0)
4 de mayo de 2014  • 21:52

Cindy Crawford. Al margen de sus videos de entrenamiento aeróbico, la modelo de Illinois pasó una década y media sobre las pasarelas antes de probarse frente a cámara. Entre lo más alto de su paso fugaz por el séptimo arte se encuentra este film de acción en el que compartió cartel con William Baldwin, cuyo trailer posee algunas líneas de diálogo dignas de antología.

Araceli González. Mucho antes de Guapas, la ex de Suar fue modelo y se hizo conocida por su participación en publicidades. Después de un fallido intento como conductora televisiva en el 88 (¿alguno con la edad suficiente como para recordar Onda Verde?), su salto a la fama llegó con La Banda del Golden Rocket. De ahí en más le siguieron Sheik, Nano, Carola Casini y... bueno, ustedes saben cómo sigue la historia.

Iman. Mucho antes de que Naomi Campbell saltase a la fama, esta modelo somalí fue pionera en los setenta en la integración racial en el mundo de la moda, algo que puede sonar ridículo pero dista bastante de serlo. Su debut en la pantalla grande llegó de la mano de un thriller británico a fines de los setenta, y tuvo otros grandes momentos como su participación en Star Trek VI. Tiene sentido: la mujer de David Bowie no podría ser de esta galaxia.

Carolina Peleritti. La musa inspiradora de David Lebón (que la lleva tatuada en su antebrazo) y Luis Alberto Spinetta (que retrató su separación en el disco Los ojos) empezó desfilando en España antes de hacerlo de este lado del Atlántico. Hoy en día, su carrera actoral es más recordada que su paso por el mundo del modelaje, pero lo que quizás ella misma quiera olvidar sea Cibersix, la versión televisiva del cómic creado por Carlos Trillo. Si bien se puede reconocer el riesgo que implicó esta apuesta, no alcanza como mérito suficiente para salvar el barco.

Elle Macpherson. La modelo australiana se hizo conocida por ser la figura que más veces apareció en la tapa de la revista Sports Illustrated, lo que le valió el humilde mote de "El Cuerpo". Quizás dispuesta a no quedar asociada sólo a este rubro, Macpherson se concentró en la actuación hacia fines de los noventa, tanto en cine como también en roles de reparto, como lo demostró su paso por Friends. En el último tiempo, tuvo un intento de volver al ruedo con la serie The Beautiful Life en 2009, pero la tira tuvo uno de los ratings más bajos de la historia, por lo que se la canceló tras su segundo episodio.

Emilia Attias. La actual mujer del Turco Naim y estrella de Mis amigos de siempre comenzó su carrera como modelo publicitaria a los 12 años, en parte para aportar un ingreso más a la economía familiar. Una vez superado el mal momento, fue un número puesto en lo más border de la televisión local. Su nombre figuró en propuestas del calibre de Rebelde Way, No hay 2 sin 3, Los Roldán y Casi ángeles, por nombrar sólo tres. De su paso por el cine, lo más destacado es su participación en Días de Vinilo.

Claudia Schiffer. Otro nombre que sonó hasta el hartazgo en los 90. La modelo alemana debutó en el cine interpretándose a sí misma en dos ocasiones bastante disímiles entre sí: como la instructora de gimnasia de Macaulay Culkin en Ricky Ricón, y como parte del elenco coral de Prêt-à-Porter, de Robert Altman. Irónicamente, su carrera actoral terminó cuando se casó con el director británico Matthew Vaughn.

Florencia Raggi. Además de ser conocida por ser la mujer de Nicolás Repetto, Raggi fue a principios de los noventa uno de los nombres fuertes de la agencia de Ricardo Piñeyro. Con el paso del tiempo, comenzó a probar suerte en televisión. Su carrera actoral la llevó también al cine, en donde formó parte de películas tan diversas como la ciencia ficción noir de La Antena y el complejo policial Mala, de Adrián Caetano.

Milla Jovovich. La protagonista de la saga de Resident Evil comenzó a frecuentar castings a los nueve años, y ya era una figura publicitaria a los doce. Después de algunos cameos televisivos (Casados con Hijos y Parker Lewis), pegó el salto a la pantalla grande (y también a la polémica) con El regreso a la laguna azul. De ahí en más, mantuvo la alternancia entre ambos mundos hasta el 2006.

Susana Giménez. Que su merecido título de La Dama de los Teléfonos ni su sempiterna presencia en la pantalla chica debe hacer olvidar que la ex de Carlos Monzón se inició como modelo publicitaria y que, antes de volverse una figura inamovible de la televisión local, compartió créditos en la pantalla grande con Alberto Olmedo, Jorge Porcel y nada menos que el mismísimo Sandro de América ¡Shock!

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.