Dos contra el mundo

"Plunkett & Macleane": sin pasar por el cine, llega la historia de dos célebres ladrones del siglo XVIII filmada en clave moderna.
"Plunkett & Macleane": sin pasar por el cine, llega la historia de dos célebres ladrones del siglo XVIII filmada en clave moderna.
(0)
31 de marzo de 2000  

"Plunkett & Macleane" recupera las legendarias aventuras de dos héroes populares británicos de fines del siglo XVIII que lograron infiltrarse en los exclusivos círculos de la aristocracia londinense para poder cometer en ese ámbito todo tipo de robos sin despertar la más mínima sospecha entre sus "pares".

Este ambicioso proyecto, que Gativideo editará el próximo martes 4 de abril sin haber pasado previamente por las salas locales, constituye la opera prima del joven Jake Scott (hijo del prestigioso director Ridley Scott) y cuenta, curiosamente, con Gary Oldman (quien no actúa en el largometraje) como productor ejecutivo.

Cine joven inglés

La película posee todos los condimentos de las intrigas palaciegas a la "Relaciones peligrosas" (sexo, duelos, complots políticos, traiciones, bellos escenarios e impecables vestuarios), pero el ritmo, el estilo y la estética del relato se alejan por completo de los esquemas más convencionales y adocenados del denominado cine de qualité .

Con ampulosos y sofisticados movimientos de cámara, un humor cínico y una buena dosis de sadismo, música electrónica y muchos guiños destinados a la audiencia juvenil, "Plunkett and Macleane" se acerca más al cine de Quentin Tarantino o a los nuevos exponentes del cine inglés, como "Juegos, trampas y dos armas humeantes", de Guy Ritchie, o "Trainspotting".

Por eso, no llama demasiado la atención que sean el prolífico Robert Carlyle y el ascendente Johnny Lee Miller, dos de los protagonistas del exitoso film de Danny Boyle, quienes interpreten al poco agraciado y tosco Plunkett y al carilindo y distinguido Macleane, respectivamente.

Liv Tyler, pura seducción

En esta suerte de "Butch Cassidy" británica, producida por el poderoso estudio PolyGram y rodada en los míticos estudios Pinewood, de Londres, y en atractivas locaciones de España y la República Checa, trabajaron también la bella y aquí rebelde Liv Tyler (el objeto del deseo de Macleane), el gran Michael Gambon, Iain Robertson, Ken Stott y Alan Cumming.

Este film, coescrito por Neal Purvis y Robert Wade (el dúo de "Let Him Have It" y "El mundo no basta") junto con Charles McKeown ("Brazil" y "Las aventuras del Barón de Münchhausen"), resultó un gran éxito de taquilla en Inglaterra, donde recaudó más de cuatro millones de dólares.

Aquí, a manera de consuelo para la audiencia juvenil, por lo menos llegará la semana próxima a los anaqueles de los videoclubes.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.