Dúo electrónico hot: Disclosure

Dos hermanos ingleses de 20 y 22 años grabaron el mejor disco de house del año
(0)
22 de noviembre de 2013  • 17:02

En mayo del año pasado, Guy Lawrence cumplió 21 años y los celebró con una fiesta en la terraza de un castillo en Ibiza, donde él y su hermano menor Howard –que conforman el dúo Disclosure– dieron un set de house infectado de groove para unos 10 mil ravers en trance. El DJ y productor, ahora con 22 años, dice: "Esa es una de las ventajas de este trabajo, supongo".

Settle, el disco debut elegante y melódico del dúo inglés, estuvo en la cima de los rankings de su país y, luego de haber tocado un par de sets de los que se habló muchísimo en Coachella, se abrieron camino en Estados Unidos. "No queríamos que el disco fuera un hora de house incesante", dice Guy. "La idea era combinar eso con música más bailable y conectar con un público más amplio."

De todos modos, hay un límite en cuanto a lo amplios que quieren volverse: no les gusta que se los compare con artistas que mezclan estilos como David Guetta o Avicii. "No nos sentimos parte de esa escena, para nada", dice Guy enfáticamente. "Nos gusta la música con un poco más de clase."

Criados en el condado de Surrey, al sudoeste de Londres, por un padre que tocaba en una banda de rock y una madre que cantaba en los cruceros, los hermanos tenían gustos muy diferentes cuando eran chicos. Guy se describe como "un bocón" obsesionado con Genesis y Rush. Howard, de 20 años, siempre ha sido más introvertido y escuchó mucho funk y soul clásico de los 80.

Hacia 2008, ambos empezaron a codearse con artistas cool con muchos bajos como Burial y Floating Points, a quienes Guy descubrió cuando salía a bailar con un documento trucho en Brighton. "Nunca había escuchado nada igual, la verdad", recuerda Howard. "Pensé: «Wow. ¡Música electrónica que es inteligente musicalmente!»." Al tiempo, empezaron a componer sus propias canciones. Su primer track, "Street Light Chronicle", de 2010, fue mezclado con el estéreo del auto de Guy, y según Howard "fue un desastre". Cuando su música, que combina la onda malhumorada e imperfecta de James Blake con el groove funky del house inglés, empezó a tener éxito en los blogs de música, Guy renunció a su trabajo en un negocio de ropa para dedicarse de lleno a la música y a Howard lo echaron de la facultad porque faltaba siempre. Grabaron la mayor parte de Settle en un altillo convertido en estudio sobre la casa de subastas que tiene su padre. "Limpiamos todas las telarañas", dice Howard. "Ahora es nuestro."

A pesar de que han viajado por el mundo, los Disclosure son todavía unos niños. Cuando están en Inglaterra, Guy se queda a dormir en la casa de sus padres y Howard con su novia. Howard está acostumbrado a ser la persona más joven en sus propios shows. "Cuando vamos a tocar a Estados Unidos no me dejan entrar en los boliches para mayores de 21", dice riéndose. "Es muy bizarro."

Por Dan Hyman

Mirá más del Especial Hot

CrossFit | Transformer hot: Juan Pablo Geretto | Aparición hot: Oriana Sabatini | Videasta hot: Diane Martel | Bajista hot: Brenda Martin de Eruca Sativa | Miley Cyrus en la tapa de RS: fuerte y caliente | Popstar hot: Lorde

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.