Ed Sheeran y Abel Pintos: los favoritos para quedarse dormido