Eddie Redmayne, el actor que logró robarle el Oscar a Michael Keaton