Eduardo Feinmann criticó a una argentina varada que le reclama al Estado que le pague los aperitivos

"Y lo peor no es ella, lo peor es el juez que le otorgó el amparo", cuestionó Feinmann
"Y lo peor no es ella, lo peor es el juez que le otorgó el amparo", cuestionó Feinmann Fuente: Archivo
(0)
21 de mayo de 2020  • 15:25

Eduardo Feinmann criticó la actitud de una ciudadana argentina que está varada en España desde hace dos meses por presentar un amparo solicitando que le paguen sus consumos, entre los que se cuentan tres botellas de un famoso apertivo y otros productos gourmet.

"Esta doctora presentó un amparo pidiendo que el Estado argentino, que no es Alberto Fernández ni Felipe Solá que sacan la guita de su bolsillo, para pagarle los gastos en España", afirmó el conductor de Alguien tiene que decirlo por Radio Rivadavia.

Luego de contar que habían llamado a la abogada " Silvina Luna , que no es la vedetonga ni la Silvina Luna que era relaciones públicas del hotel Conrad de Punta del Este, que es divina", Feinmann puso al aire el audio de la demandante que le explicaba a la producción del programa las razones para no dar una entrevista.

"Ella presentó un amparo con todos los tickets y pretende que el Estado le pague todos los gastos desde el día que llegó allá, una cosa infernal. Pero además cuando uno se fija los gastos, no solamente quiere que le paguen el pasaje, sino además el Aperol que se compró a 11.90 euros ($1200). De tomar agua ni hablar, la señora fue por el Aperol", se burló Feinmann, y agregó: "Se lo compró el 11 de mayo a las 20.33, tengo el ticket en la mano y entre otras cosas compró un paté de finas hierbas".

"Ojo que la lista es muy larga. Tres botellas de Aperol se chupó la doctora", insistió el conductor frente a la risa cómplice de sus compañeros. "Y lo peor no es ella, lo peor es el juez que le otorgó el amparo", criticó.

En el audio enviado a la productora del programa, la abogada Silvina Luna sostuvo que "no soy mediática y estoy acá hace dos meses, no elegí estar acá".

"Soy abogada de bajo perfil y no me quedó otra alternativa que tener que hacer ese amparo. Yo estoy acá varada porque el Estado argentino determinó que teníamos que estar varados y somos miles y miles de personas. Me cansé de comunicarme con Aerolíneas Argentinas, con el Consulado y con Cancillería, y no tuve respuestas". Luego contó que Aerolíneas le había cancelado el vuelo tres veces y se preguntó: "¿Qué tiene tomar Aperol o comprar un paté? ¿Es grave? Agradezco el espacio pero no estoy psicológicamente para ponerme a pelear por un ticket de un Aperol, por esas nimiedades", aclaró.

"El problema es que las nimiedades las tenemos que pagar nosotros con los impuestos porque un juez lo decidió", cerró Feinmann.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.