Música clásica. El adiós a un amigo irreemplazable