El amor, más acá y más allá del bronce