Análisis de la temporada 2001: solidez en lírica, debilidad en ballet. El Colón apuesta a la ópera