El Colón sigue cerrado

En la semana se sabrá si la suspensión será definitiva o no
(0)
22 de octubre de 2000  

El "día después" de la drástica determinación de las autoridades del Teatro Colón de suspender la temporada 2000 dejó en claro que todavía no está todo dicho en el conflicto que envuelve al Coliseo porteño.

La clave está en un verbo: suspender, "que no significa cerrar", como aclaró una fuente cercana a la Secretaría de Cultura porteña, que avaló la decisión tomada anteayer por la dirección del Colón.

De todos modos, la conducción del Colón -que integran Sergio Renán (director artístico), Enrique Fazio (general adjunto), Martín Pourrain (administrativo) y Reinaldo Censabella (director de estudios)- continúa trabajando con la hipótesis de una suspensión prolongada.

Ayer, a las 16, se reunieron para estudiar de qué modo se realizaría la devolución del dinero correspondiente a las funciones no realizadas, tanto a los abonados del Colón como aquellos que hayan comprado entradas en general, en caso de que la suspensión de la temporada sea definitiva. Los carteles pegados en las puertas del teatro indican que en el transcurso de la semana se haría público el modo.

Pero, por otra parte, todo el personal del teatro fue convocado para continuar con sus actividades normalmente, a partir de pasado mañana. Censabella, en declaraciones realizadas al programa "A título personal" -que conduce Víctor Hugo Morales por Radio Clásica-, explicó que las actividades planificadas para la realización de los próximos espectáculos líricos y de ballet "siguen en pie". De este modo, si se llega a destrabar la negociación con la Comisión Intercuerpos -que agrupa a los trabajadores del teatro-, se podría reanudar la temporada.

Sin embargo, a las 18 fuentes cercanas a la dirección del Colón mostraron una posición más dura, indicando que la producción está parada. El compositor Gerardo Gandini -uno de los posibles damnificados si la suspensión se hace definitiva- dijo a La Nación que el martes todo el plantel del teatro debe estar a disposición de las autoridades, pero no se sabe con qué fin. El pianista y compositor es el autor de "Liederkreis", una ópera sobre Schumann, cuyo estreno mundial debería realizarse en noviembre. Gandini no es el único que desea que el problema se solucione. Mañana, la última función de la Orquesta FIlarmónica incluía por ejemplo el estreno del Réquiem de Salvador Ranieri y en el Centro de Experimentación la coreógrafa Diana Theocharidis se quedó sin poder estrenar su espectáculo "Sul cominiciare, sul finire". En lista de espera quedan, entre otras, la ópera "Don Giovanni", de Mozart, dos funciones del abono de la Asociación Wagneriana y otras tantas de Harmonia. Dino Rawa-Jazinski, director artístico de Harmonia, declinó realizar declaraciones porque todavía no recibió ninguna comunicación oficial.

Hilos sueltos

El nudo del conflicto se encuentra en la situación de 299 contratados, que en los hechos desempeñan tareas de planta permanente desde hace varios años. Mientras el gobierno porteño ofertó la renovación automática de dichos contratos, hasta tanto se realicen concursos abiertos, según marca la nueva ley de empleo de la ciudad, la Comisión Intercuerpos reclama su incorporación inmediata por decreto.

Lo cierto es que entre el martes y el viernes último se pasó de una reunión entre el gobierno y la comisión, a la cancelación de una función por parte de los trabajadores y la suspensión de la temporada por parte de las autoridades del teatro..

Anteayer tomó estado publico que dentro del campo gremial la escalada del conflicto ya no contaba con el apoyo de la totalidad de los cuerpos estables que integran el Colón.

"La Orquesta estable nunca formó parte de la comisión y tampoco está ahora la Filarmónica, y son muchos los que están de acuerdo en que se hagan concursos abiertos", señaló una fuente que conoce la interna del Colón y que pidió reserva. Sólo a partir de pasado mañana se podrá ver cuál de las fuerzas en pugna termina triunfando.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.