El día en que Juan Carlos Calabró y Coca celebraron sus 50 años de casados

"No me imagino la vida sin ella", dijo el comediante en una emotiva entrevista con Viviana Canosa
(0)
6 de noviembre de 2013  • 00:00

Juan Carlos Calabró, quien murió ayer, era un hombre romántico como pocos. Llevaba a su mujer, Coca, a todos lados y se mostraba cariñosísimo con ella. Ambos se prodigaban besos y abrazos en público sin pudor y eran un claro ejemplo de que hay amores que no sólo se sostienen en el tiempo sino que crecen y se fortalecen.

El día de San Valentín, en 2011, Viviana Canosa decidió celebrar el día de los enamorados en su programa de las tardes llamando a una pareja única: la de Calabró y Coca. El móvil en vivo los mostraba abrazaditos, recordando su historia de amor. Viviana le preguntó qué le gustaría decir de sus 50 años de casado y él dijo que le daba vergueza, que era tímido para hablar de eso. Pero luego, no pudo contener las palabras: "Yo no me imagino mi vida sin ella", lanzó, y se quebró en un llanto muy emotivo. "Me imagino que vamos a morir juntos, porque no podemos estar separados", dijo y se fundió en un beso con su mujer. El momento romántico fue ovacionado por los presentes y dio sobradas muestras del profundo amor que se profesaban.

Video

Fue amor a primera vista. Así lo contó él. Había visto a Coca caminando junto a sus padres de la mano y se quedó prendado. La siguió varias cuadras hasta que ya no pudo continuar. Pasaron cuatro días y volvió a encontrarla en la misma zona. Sin dudarlo se le acercó. Y no se separaron nunca más.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.