El duro relato de Graciela Alfano en la mesa de Mirtha Legrand sobre el abuso que sufrió de niña: "Me da vergüenza"

Graciela Alfano se quebró al contar el abuso que sufrió de chica - Fuente: eltrece

02:15
Video
(0)
2 de febrero de 2019  • 23:39

A principios de 2019, Graciela Alfano contó públicamente que fue abusada de chica por un vecino. En ese momento prefirió no ahondar en el tema ya que todavía le causa dolor, sin embargo, invitada a la mesa de Mirtha Legrand finalmente decidió abrir su corazón y dar un desgarrador testimonio de lo que sufrió de pequeña.

"Fui víctima de abuso entre los cuatro y los siete años, por un vecino pegado a mi casa al que mi mamá le daba confianza y me iba a buscar al colegio, al Jardín de infantes", relató después de afirmar una vez más que nunca defendería a un abusador. "Cuando sos niño, y tengo recuerdos claros de eso, si bien no es algo lindo lo que ese adulto te hace y cómo te toca, uno cree que puede hacerlo y que tiene que ser así, porque te va incorporando ese contacto. Yo tengo recuerdos tremendos del aliento y otras cosas que no quiero contar, pero que realmente fueron muy graves".

Alfano contó cómo el abuso comenzó a tener repercusiones en sus interacciones sociales. "Cuando yo iba al colegio, en primer grado, tocaba a otras nenas de la forma que me habían tocado a mí. Desde la dirección llamaban a mi mamá y yo quedaba como que era una nena asquerosa", dijo. "Hoy los psicopedagogos saben que en algún lugar le están mostrando eso a los chicos, pero yo con vergüenza no podía entender qué era lo que pasaba en mi vida. Más grande, logro decírselo a mi mamá y más tarde por fin a mi papá, que estaba mucho afuera por trabajo, y entonces recuerdo que me mudé inmediatamente".

El abuso no llegó a violación por un impedimento físico del hombre que la abusaba. "Era impotente, por suerte, porque sino, no sé cómo me hubiese lastimado. Igualmente la lastimadura fue psicológica", dijo mientras la emoción comenzaba a sobrepasarla. "No puedo creer estar hablando de esto, es como que estoy flotando en este momento".

Todo lo vivido durante su niñez lo conversó a lo largo de su vida con su familia, sus hijos y los diferentes profesionales que la ayudaron a vivir con ese peso. "Lo que tenés es una situación de vergüenza muy grande, de hecho en este momento no me siento muy cómoda, me sigue dando vergüenza". Luego, pidió disculpas porque la voz se le entrecortaba y comenzó a llorar. El estudio quedó en silencio. Mirtha intervino luego y tomándole la mano le dio fuerzas.

"Cuando tenía alrededor de 20 años iba a la puerta de lo que era mi casa y la puerta de la casa del señor este y tenía pensamientos oscuros. Un día estaba con el auto, lo ví salir y tuve ganas de atropellarlo, pero no lo hice. Más allá de lo que yo hubiese querido en ese momento, después de muchos años de terapia entendí que lo que la víctima necesita es justicia, que vaya preso, que la sociedad le dé la razón de que esto fue un gran daño que hizo".

"Es tan grande el daño que me hizo desde lo sexual, lo afectivo, lo emocional, la relación mía con los hombres...", continuó enumerando antes de explicar por qué decidió contar este hecho. "En el momento que lo conté fue un impulso hacerlo, pero hay algo que me shockeó cuando lo pensé después, y es que en este momento puede haber niños de esa edad que estén pasando por esto", agregó mientras María del Cerro, quien también denunció durante una emisión de ShowMatch que fue abusada de chica, la apoyaba en su relato y contaba lo importante y liberador que fue para ella hablar.

La actriz también le dedicó unas palabras a todos aquellos que cuestionan los relatos que salen a la luz. "A la gente que dice que 'ahora todas lo dicen', yo les digo que sí. Y a aquellos que cuestionan: '¿Por qué después de tanto tiempo una se emociona?', les digo que no sé por qué, en mi caso pasó hace millones de años atrás, pero el daño es tan grande que es imposible no emocionarse. Yo estoy haciendo mucha fuerza en este momento para tratar de dar un discurso que sea profesional, es un daño tremendo que se le hace a una mujer".

Por último, contó que finalmente pudo perdonar a su mamá por lo que le pasó. "Lo hablé mucho con mi madre, parte de la relación tan difícil que tuve con ella durante mi vida fue por este tema. En el final ella vino a morir a mi casa y yo en ese momento hice un gran esfuerzo por perdonarla, porque no podía. En el final ella me pidió perdón por su ceguera", recordó, sin poder contener las lágrimas. "Es muy difícil para un padre entender que está pasando eso con su hijo y saber qué medidas tomar. Yo logré entender la negación de mi madre, logré entenderlo después de muchos años de terapia", finalizó.

El clima del programa quedó sellado por esta confesión. Mirtha dijo, varias veces, que era muy difícil seguir después de algo así. El programa fue un reflejo de la conversación social de este tiempo en el que las mujeres reclaman fuertemente por la igualdad de derechos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.