El error que cometió Lady Di en su primera Navidad con los Windsor

En su primera Navidad con los Windsor, Lady Di rompió una tradición.
En su primera Navidad con los Windsor, Lady Di rompió una tradición. Crédito: Archivo
(0)
19 de diciembre de 2019  • 09:30

La primera Navidad de Lady Di con la familia real de Inglaterra generó muchas expectativas. Había pasado apenas unos pocos meses desde el casamiento de la joven Diana Spencer y el príncipe Carlos -futuro rey-, y ella debería adaptarse a todas las tradiciones de los Windsor.

La Navidad de la familia real británica suele transitarse en la residencia de Sandringham, la casa de campo de la reina. Ese día, todos llevan adelante una serie de rituales que se repiten cada año. Por empezar, cada miembro debe hacer un regalo a otro, dejando el obsequio envuelto y sobre la mesa.

En su primera Navidad real, a Diana le tocó hacerle un obsequio a la princesa Ana. La esposa de Carlos estaba contenta con el regalo que había elegido y tenía la seguridad de que a su cuñada también le gustaría. Pero lo que Diana no advertía, es que con su presente estaba rompiendo una tradición.

Cuando cerca de las seis de la tarde comenzó la apertura de regalos bajo la supervisión del duque de Edimburgo, Ana abrió su regalo. La familia real se quedó muy sorprendida al descubrir que Diana había comprado un sweater para obsequiar. Con ese gesto -a priori tan inocente- Lady Di puso en evidencia lo "ajena" que resultaba al círculo familiar.

Lo que Diana no sabía, es que los Windsor acostumbran a regalarse objetos absurdos. Ana, por ejemplo, había comprado para su cuñada un protector de papel higiénico, mientras que el príncipe Harry le regaló a su abuela una remera que decía "Ain't Life a Bitch?" (¿No es la vida una perra?"). Al año siguiente, Diana decidió vengarse y compró para Sarah Ferguson -una de las personas más cercanas a ella dentro de la familia- una alfombra de baño con estampado de leopardo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.