Una orden judicial le prohibe acercarse a la diva. El ex manager de Britney, lejos de la diva