El humor en tiempos de sitcom

El actor Nicolás Vázquez dialogó con LA NACION LINE sobre su cambio de canal y el reto de hacer "¿Quién es el jefe?"
Azul Cecinini
(0)
20 de abril de 2005  • 13:08

Gianella Neyra ya había probado la comedia en su Perú natal, pero por estas tierras se la conocía sólo por sus heroínas de novela. En tanto, Nicolás Vázquez venía de cambiar de pantalla, dispuesto a probar otro tipo de humor y a ponerse al frente de un programa de televisión. Quisieron los tiempos de la sitcom unirlos para formar la pareja protagonista de "¿Quién es el jefe?", que emite todos los días Telefé, a las 19.50.

Vázquez aseguró no haber visto la serie original norteamericana, pero le gustó la propuesta y el reto de hacer su primer protagónico. "Es un proyecto muy importante. En un protagónico hay otras presiones. Tenés todo sobre tus espaldas, pero como confiaba mucho en el producto, me gustaron los libros y estaba muy bien escrita y adaptada... los nervios fueron hasta ayer", sostuvo Vázquez en diálogo con LA NACION LINE un día después del debut.

Haberse arriesgado parece que valió la pena, el programa recibió buenas críticas y desde el primer programa el público los acompañó -obtuvieron 24.5 puntos de rating y fue lo más visto del día. "Nos da confianza saber que había expectativa. Creo que no se defraudó a la gente, que se les presentó un producto blanco, muy bien contado, con un humor que no hace referencia al chiste fácil, ni al doble sentido ni a la mala palabra", destacó el actor.

En la ficción Vázquez es Enzo, que pese a los pocos programas que se vieron ya dejó entrever que la palabra "opa" será más que una palabra para convertirse en el sello de su personaje, mientras que Neyra encuentra en remarcar la r de re-bien su forma para rematar los diálogos y dar pie a las risas y a los aplausos en off. Sin dudarlo, el humor y el ritmo de la sitcom son diferentes a la comedia costumbrista a la que está habituado el televidente.

"Los tiempos de la sitcom son una música o la escuchás bien y seguís el ritmo o directamente quedás pagando. La comedia costumbrista que vemos acá es totalmente diferente, uno está acostumbrado a improvisar, a no agarrarse tanto del texto", dijo el actor, quien tuvo que dedicarle un mes de ensayos a este programa para lograr afinar la mirada.

Y agregó: "Me costó adaptarme, pero estuvimos ensayando. Yo venía de trabajar mucho años de Pol-ka, donde los autores te dan la posibilidad de poder hacer crecer tus personajes desde el texto, te dejan que juegues, improvises, que pongas latiguillos. En cambio, ahora, si se ensayaba y se decía una cosa, se grababa y se decía lo mismo. Y si te estás por quedar e improvisás va de vuelta porque se notó el bache y la música no suena tan bien como sonaba antes".

Vázquez se muestra humilde y confiado en lo que está haciendo, aunque también asegura que lo avergüenza verse. "Soy tremendo, me cuesta mucho mirarme. El primer capítulo lo vimos todos juntos y fue un parto. Era como estar haciendo el amor y que me miren todos", expresó.

En la pantalla chica, que vive su actualidad pendiente de las grillas de rating, cada programa nuevo es una pieza que puede modificar el tablero, pero que beneficia o perjudica a cada una de las fichas en diferente forma. "La guerra del rating lo pone al actor en un lugar muy vulnerable. Yo trabajé muchos años en canal 13 y ahora me tocar estar trabajando en Telefé, pero no por eso digo: ‘Ojalá que se hundan todos los de enfrente’. Soy un tipo muy agradecido y pretendo que laburemos todos. A mí por lo menos, me interesa mucho que le vaya bien a la ficción porque soy actor, pero sería egoísta si yo digo que le vaya bien a la ficción y todo lo demás se derrumba. Me gustaría que fuera todo de otra manera que todos pudiéramos tener nuestro público y nuestro lugar. Y que no nos peleáramos tanto entre los canales", sugirió el actor.

Atrás quedaron los tiempos de "Pensionados", el programa fallido de canal 13 de 2004, y a Vázquez ahora los números lo acompañan. "Son las reglas del juego, pasa en cualquier lado. Pero hoy con un numerito que dice 24.5".

Los invitamos a escuchar la entrevista que acompaña esta nota.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.