Un musical de Londres y Nueva York llegó a Buenos Aires. El lieder con matiz político