El maestro de música

Músicos de todo el país concurren a las clases de Alberto Lysy.
Músicos de todo el país concurren a las clases de Alberto Lysy.
(0)
25 de marzo de 2000  

Desde comienzos de este mes y hasta el 31, en un edificio de Riobamba al 1200, sede de la Fundación Banco de Boston, se realizan las clases magistrales dictadas por Alberto Lysy y miembros de la Camerata Lysy-Gstaad, venidos especialmente para atender a una audiencia de 120 músicos de todo el país, en su gran mayoría adolescentes, con avanzada formación instrumental.

Se trata de uno de los aspectos incluidos en la nueva edición del Festival Lysy, capítulo de un encuentro internacional, que alternativamente reúne a destacados instrumentistas jóvenes de todo el mundo en algunas capitales de América, Europa, Asia y Africa y que, el año pasado, logró extraordinaria resonancia en los medios musicales locales.

El curso de perfeccionamiento se completa con un amplio ciclo de conciertos de la Camerata Lysy-Gstaad que, este año, se desarrollarán a partir del 5 de abril en el Colón y proseguirán en el Museo Fernández Blanco, Teatro Avenida, Anfiteatro Lola Mora, de Puerto Madero, y Centro Cultural Recoleta, con programas integrados por las principales obras del repertorio camarístico y para todo público, ya que, salvo el concierto en el Colón, cuya entrada tendrá el precio mínimo posible, el resto será con entrada gratuita.

La Camerata Lysy, que ya actuó en Buenos Aires en algunos de los constantes retornos de su director al país, se formó en 1977 al calor de la División del arte y la ejecución de la International Menuhim Music Academy en Gstaad y Bionay, Suiza, con jóvenes instrumentistas de cuerdas, ganadores de competencias internacionales. Cantidad de registros discográficos y conciertos en vivo en París, Londres, Amsterdam, Edimburgo, ciudades de América del Sur, Estados Unidos, Canadá, Japón y China contribuyeron a divulgar las particularidades de esta orquesta de cámara cuya flexibilidad le permite adaptarse a las distintas exigencias del repertorio desde el siglo XVII hasta la actualidad.

Las jornadas del curso de perfeccionamiento, se extienden desde bien temprano hasta la caída de la tarde, ya que Lysy y su cuerpo de profesores extranjeros dan atención personal a cada problema surgido en la audición individual de los inscriptos.

"Mi mano izquierda sostenía el violín y se movía sobre las cuerdas de una manera tensa que terminaba por producirme cansancio y desconcentrarme del resto. De pronto, en un día de trabajo con el maestro Lysy, modifiqué la posición de esa mano y empecé a sentirla suelta y ágil, además de conseguir un notable mejoramiento en el sonido. Avancé años en un día", comentó a La Nación uno de los alumnos.

Ambito de encuentro

"Estas son clases magistrales y, al mismo tiempo, encuentros de pedagogos y músicos profesionales con gente a la que podemos ayudar. El año pasado hicimos un curso al que asistieron más de ochenta inscriptos. Este año lo iniciamos con un cincuenta por ciento más de alumnos. Algunos vinieron especialmente del extranjero, como un ucraniano o un violista sudafricano que quedó enganchado desde que hicimos esto mismo en su país. Aquí tenemos alumnos de doce países", explica Lysy.

-¿Cómo es el nivel de esos alumnos?

-Es variado, oscilante. Me asombra el gran interés que ponen todos, especialmente los que vienen del interior del país. No sólo yo estoy sorprendido. También me lo comentan los profesores que no son argentinos. Por ejemplo, ese chico que parece de la misma edad que el alumno al que da indicaciones, es uno de los violinistas de la Camerata, Oleg Kaskijv, con tres premios internacionales. También la violinista rumana Silvia Simionescu, que es profesora en París. Ustedes van a escuchar a todos estos jóvenes cuando hagamos los conciertos el mes próximo y se van a dar cuenta qué tipo de formación tienen los profesores de este curso.

En los conciertos, la orquesta actuará con algunos instrumentistas argentinos invitados, como los violinistas José Bondar, Cecilia Barraquero y Pablo Saraví, la pianista Alicia Belleville y el clarinetista Ariel de Vedia, salido del curso del año pasado y becado a Europa.

"Todos son ex alumnos míos que actúan en la actividad musical del país. Siento gran alegría de volver a hacer un poco de música con ellos. También me hubiera gustado hacer algunos conciertos solidarios en hospitales, asilos de ancianos o cualquier otro sitio con acceso libre de toda clase de público. Lo propuse a la Secretaría de Cultura de la ciudad, pero hasta ahora no tengo respuesta", se despide Lysy.

Conciertos

  • Miércoles 5 de abril, a las 20.30, en el Colón. La Camerata Lysy-Gstaad tocará composiciones de Bach, Vivaldi, Locatelli, Bruch y Mendelssohn y uno de los solistas será Antonio Lysy.
  • Sábado 8 de abril, a las 20, Museo Fernández Blanco. La orquesta hará un programa con Mozart y Kodaly.
  • Lunes 10, a las 20, en el Teatro Avenida. Obras de Mozart, Bach, Boccherini, Bloch y Paganini. Entre los solistas, figuran los argentinos Ariel de Vedia, clarinete, y Pablo Saraví, violín.
  • Miércoles 12 de abril, a las 20. Museo Fernández Blanco. Obras de Bach, Borodín y Schubert.
  • Sábado 15 de abril a las 18.30. Anfiteatro Lola Mora, Puerto Madero. "Las cuatro estaciones" y otros conciertos de Vivaldi.
  • Domingo 16 de abril a las 18.30. Anfiteatro Lola Mora, Puerto Madero. Obras de Vivaldi, Bach, Mendelssohn y Brahms.
  • Sábado 29 de abril a las 18.30. Centro Cultural Recoleta. Recital de Alberto Lysy, violín, y Graciela Belleville, piano. El programa incluye obras de Bach, Mozart, Aguirre, Sáenz y Smetana.
  • MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.