ShowMatch: entre el baile y la parodia política

Con un sentido homenaje a Norma Pons, el debut de los imitadores de personajes del mundo político y el unipersonal de Vicky Xipolitakis, el programa de Marcelo Tinelli logró picos de 29 puntos de rating
Con un sentido homenaje a Norma Pons, el debut de los imitadores de personajes del mundo político y el unipersonal de Vicky Xipolitakis, el programa de Marcelo Tinelli logró picos de 29 puntos de rating
Martín Fernández Cruz
(0)
30 de abril de 2014  • 03:54

La inesperada muerte de Norma Pons, llegó en un momento de gran actividad laboral para la actriz. Este triste episodio, se relacionó directamente con el regreso de Marcelo Tinelli a la televisión. Pons no sólo había participado de la mini ficción transmitida el lunes durante el programa (en la que encarnó a la tía del conductor ), sino que iba a ser una de las participantes de " Bailando por un sueño 2014 ".

La segunda transmisión de Showmatch comenzó con un emotivo clip, que compiló varios momentos en la vida de Pons, para luego dar paso a un Tinelli alejado de las entradas festivas. El conductor le dedicó a Pons un sentido discurso, en el que destacó la relación que tuvo con ella.

El momento más emotivo ocurrió cuando Tinelli recordó que la actriz le decía que su objetivo en "Bailando..." sería simplemente hacerlo sonreír, divertir al público, y reírse con Nacha Guevara , Moria Casán y el resto del jurado. Casualmente, una horas antes en el programa Bendita TV, el panelista Mauricio D´Alessandro recordó que Pons le había dicho si quería ir a ShowMatch con ella, para apoyarla desde la tribuna y jugar a que él, como abogado, la defendería en caso de recibir alguna injuria. Tinelli eligió recordarla desde el respeto y el cariño, para luego comenzar a la nueva edición del popular "Bailando por un sueño".

El factor político

Llegó el debut del jurado, y de uno en uno, Marcelo recibió primero a Nacha, luego a Moria, a Soledad Silveyra y finalmente a Marcelo Polino . El periodista, que entre bromas pidió este año tener mayor jerarquía, fue bautizado por Marcelo como el Capitanich del jurado ("Y yo sería tu Cristino" remató el conductor, arengando un poquito más la cuestión política dentro del programa).

La responsable de inaugurar la pista fue Elenora Cassano, que bailó al ritmo de la música disco, y obtuvo (como era de esperar) puntajes notablemente elevados. No sucedió lo mismo con el segundo participante, Aníbal Pachano .

A continuación, comenzó "Gran Bailando", la apuesta de humor político de la que tanto se habló. El primero en participar, fue el personaje de " Daniel Scioli " (interpretado por Freddy Villareal), en una imitación, apoyada principalmente en los juegos de palabras en la línea del ya mítico "Alica-Alicate". Desde el contenido, fue una parodia edulcorada si se la compara con las vistas, por ejemplo, en el programa de Jorge Lanata . El tiempo dirá si los otros imitadores apuestan, o no, a un humor más corrosivo.

El show

El último eslabón del show, fue la vedette Victoria Xipolitakis , que hizo un espectáculo aparte. Si los espectadores pensaban que el momento más bizarro de 2014 había sido el hit Amor, amor, amor de Luis D´Elía en Intratables, la griega se encargó de subir la apuesta. Apenas entró en escena, con unos zapatos de plataforma que parecían zancos, Vicky se puso de rodillas a llorar (aunque las lágrimas nunca aparecieron) agradeciéndole a "Mo" y a Norma Pons, en una lacrimógena escena. Tinelli, a medio camino entre la sorpresa, pero intuyendo el pico de rating que la griega le estaba regalando, apostó por extender la previa y llamó en vivo a Peluche, el novio dominicano de Vicky. De esta forma, el conductor volvió al juego que mejor comprende (el de la improvisación total), y la segunda transmisión de ShowMatch no llegó a ver a Xipolitakis en la pista. Ella, que de televisión entiende, sabía que su escena iba a ser de lo más popular, y él, con un olfato inigualable para el rating, jugó ahí todas sus fichas, logrando en ese momento un pico de 29 puntos. Así es como de poco, con las previas improvisadas, los puntajes y los bailes, ShowMatch vuelve a acomodarse en el carril que transitó desde siempre. La sátira política, puede que marque la diferencia con respecto a otros años. La palabra final, obviamente, la tendrá el rating.

Ah, casi me olvido: Xipolitakis le dijo "Silvita" a "Solita", regalando uno de los pasos de comedia más inesperados del año.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.