Broadway canta y baila. El musical tiene su propia fiesta