Música clásica. El pecado de Panizza