El refinamiento en la brevedad de una canción

La soprano española llegó a Buenos Aires para ofrecer un recital en la Usina del Arte y una clase magistral en el Colón
Cecilia Scalisi
(0)
29 de noviembre de 2013  

Cuenta una curiosa anécdota en la biografía de María Bayo -reconocida soprano española con especial trayectoria en la interpretación de la música de su país y una vasta discografía en la zarzuela al lado de figuras como Alfredo Kraus- que la primera zarzuela que cantó con representación escénica no fue precisamente en España, sino en Buenos Aires, en el Teatro Colón: una recordada Doña Francisquita (célebre comedia de Amadeo Vives), que subió a escena en la temporada de 1996, junto con el tenor Raúl Jiménez con régie de Emilio Sagi. Previo a ese exitoso debut, también en el Colón, María Bayo ya había dado muestras de sus excepcionales cualidades, en otro de los repertorios con los que más se identifica: Mozart, interpretando en esas oportunidades anteriores a Susanna en Las bodas de Fígaro y a Zerlina en Don Giovanni con la dirección de Sergio Renán. De modo que un capítulo importante la une a la Argentina y su público, que la admira desde entonces. Por ese motivo es que su próxima actuación -esta noche en la Usina del Arte- tendrá sabor a reencuentro.

En este regreso a Buenos Aires, María Bayo descubrirá para los oyentes el costado más dúctil e intimista de su arte, recorriendo, a lo largo de un recital con piano, la forma de la canción, ese pequeño formato que adquiere vuelo y proporciones en la medida en que el intérprete es capaz de dar trascendencia a un texto a través de la música. Una tarea bastante más delicada y exigente de lo que a simple vista puede aparentar. La expresividad en el detalle y el fraseo, la buena dicción, una imaginación musicalmente rica y un verdadero refinamiento vocal son las claves de este género y -a su vez- las virtudes que mejor describen el canto de esta soprano navarra, ponderada en el mundo como una de las artistas más sobresalientes de España.

En la primera parte se escucharán seis canciones de George Bizet (un compositor y una lengua -la francesa- a la cual está ligada por años de dedicación a ese repertorio), y luego, en homenaje a Antón García Abril en su 80° aniversario, tres Canciones Xacobeas . En la segunda parte, rendirá tributo a la poesía en lengua castellana, con obras de Ernesto Lecuona sobre versos de Juana Ibarbourou y de Joaquín Turina, sobre poemas de Ramón de Campoamor.

Si bien con el tiempo la soprano ha ganado en lirismo e intensidad, asegura haber conservado intacto el timbre franco de su voz, transparente y cristalino. Así entonará estas pequeñas piezas, en busca de una expresión refinada, tratando de "alcanzar" -como ella misma define- el espíritu de cada música en la brevedad de una canción.

  • María Bayo

    Con obras de Bizet, García Abril, Lecuona y Turina

    Usina del Arte, Caffarena 1.

    Hoy, a las 20.

    Entrada libre y gratuita.
  • MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.